Última hora

Última hora

Las protestas esperan a Benedicto XVI en el Reino Unido

Leyendo ahora:

Las protestas esperan a Benedicto XVI en el Reino Unido

Tamaño de texto Aa Aa

En 1982 Juan Pablo II viajó al Reino Unido. El suyo no fue un viaje de Estado, sino pastoral que, a diferencia del de Benedicto XVI, despertó el entusiasmo de los británicos. En plena guerra de las Malvinas con Argentina, el entonces Papa expresó su amor a este país de mayoría anglicana.

A Benedicto XVI le espera algo muy diferente. Sin duda, las protestas le acompañarán a lo largo de su itinerario por Edimburgo, Londres y Birmingham. “El Papa afirma que se está ocupando del problema de los abusos a menores, pero hasta ahora no ha querido abrir a la policía los archivos del Vaticano. Por eso no creemos que deba honrársele con una visita de Estado”, dice Peter Thatchell, uno de los manifestantes.

Se le critica por el escándalo de pederastia, pero también por el “conservadurismo” papal en temas como el aborto, las parejas homosexuales, la ordenación de mujeres o el uso del preservativo.

Además está la disposición del Vaticano para acoger a todos los anglicanos críticos con el aperturismo de su Iglesia, que ha sido percibida como una especie de anexión romana. “La polémica siempre rodea las visitas del Papa”, dice el arzobispo Vincent Nicholls, jefe de los católicos de Inglaterra y Gales. “Y luego. cuando llega, vuelve a salir el sol, las nubes desaparecen y a la gente le cae bien”.

El Pontífice se reunirá en Edimburgo con la reina Isabel II y en Londres con el arzobispo de Canterbury. Un recorrido que podría ser fructífero para las relaciones entre las dos iglesias o convertirse en su personal viacrucis por tierras anglicanas.