Última hora

Última hora

Rusia y Noruega zanjan sus disputas fronterizas en el Ártico

Leyendo ahora:

Rusia y Noruega zanjan sus disputas fronterizas en el Ártico

Tamaño de texto Aa Aa

Rusia y Noruega firman un acuerdo marítimo que pone fin a 40 años de disputas fronterizas en el Ártico.

Esta zona de 175.000 kilómetros cuadrados, la mitad de la superficie de Alemania, se extiende principalmente por el Mar de Barents y tiene importantes reservas de petróleo y gas natural.

Reservas que quedarían repartidas según el acuerdo cuya firma han presidido el presidente ruso y el primer ministro noruego en el puerto ruso de Murmansk.

Así quedaría repartida la zona… Pero las disputas sólo han quedado resueltas en parte porque además de Rusia y Noruega, Canadá, Estados Unidos y Dinamarca tienen costas árticas. Con gestos tan simbólicos como éste, en 2007, Rusia reclama una franja económica mayor de los 320 kilómetros que reconoce la legislación internacional a cada uno de los países, al asegurar que el fondo marino del Ártico es la continuación de su plataforma continental.

Y desde luego, los demás países implicados no están dispuestos a aceptar el acuerdo firmado a dos bandas. Ottawa ya lo ha dejado muy claro. “Canadá defenderá muy activamente su territorio. Estamos decididos a afrontar las cosas y a hacer lo que sea necesario”, afirmaba el Ministro de Exteriores Lawrence Cannon.

El petróleo, el gas y las reservas de metales preciosos de esta zona serán más accesibles a medida que el casquete polar se reduzca. La idea de una explotación indiscriminada indigna a los ecologistas que han anunciado manifestaciones para dentro de dos semanas en Murmansk.