Última hora

Última hora

Sarkozy, con la cabeza alta, después de la Cumbre

Leyendo ahora:

Sarkozy, con la cabeza alta, después de la Cumbre

Tamaño de texto Aa Aa

El debate abierto entre Bruselas y Francia por la expulsión de gitanos acaparó finalmente la atención de los 27 y también de toda la prensa.

Nicolas Sarkozy ha aceptado la investigación anunciada por la Comisión para conocer por qué y cómo se han desarrollado las expulsiones pero ha desaprobado el tono “excesivo” de la vicepresidenta al comparar la situación con la de la Segunda Guerra Mundial:

“A todos los jefes de Estado y de Gobierno les han conmocionado las declaraciones escandalosas realizadas por la Vicepresidenta de la Comisión.Entiendo que el Sr. Barroso, como presidente de la Comisión haya respaldado las declaraciones de Viviane Reding pero también le agradezco que se distanciara del lenguaje utilizado. Como jefe del Estado francés, no voy a consentir que se insulte a mi país.”

La polémica desembocó en un duro enfrentamiento entre Sarkozy y el presidente del ejecutivo comunitario, que algunos llegaron a calificar de “bronca”.

“La Comisión, en su misión de salvaguardar los tratados, considera inaceptable cualquier tipo de discriminación en Europa en relación con las minorías étnicas. Entiendo que en un debate acalorado como éste, se hayan producido comentarios exagerados, como la misma vicepresidenta ha reconocido, pero también es verdad que otros deberían hacer lo mismo. La Comisión también puede quejarse de esta falta de retórica adecuada “, ha asegurado Jose Manuel Durao Barroso.

El presidente galo ha insistido en que Francia está cumpliendo la ley y que seguirán desmantelando campamentos ilegales de gitanos rumanos y otros, sin discriminación de origen o cultura.