Última hora

Última hora

Muni Seva: la tecnología verde de Ashram

Leyendo ahora:

Muni Seva: la tecnología verde de Ashram

Tamaño de texto Aa Aa

Aquellos que piensan que los Ashrams son escuelas religiosas indias aisladas del mundo no conocen Muni Seva, en el pueblo de Goraj, en Gujarat. Una comunidad al noroeste de Bombay,que combina ciencia,tecnología y empresa ecológica con una función social.

Detrás de esta revolución, dos hombres: el doctor Patel, director de Ashram, y Deepak Gadhia, presidente y fundador de una de las principales empresas indias de sistemas solares.

“Como el hospital requiere todavía una gran cantidad de energía y es un gasto contínuo, pensé en las energías renovables. Era la fórmula perfecta para nosotros. Al ser una organización no gubernamental, conseguimos financiación para las instalaciones. Pero cuando no cubrimos los gastos ordinarios anuales tenemos que acudir a los donaciones. Aunque siempre se preguntan porqué tienen que pagar por lo mismo cada año “, asegura Vikram Patel, presidente de Ashram.

“Nunca pensamos que sería un negocio. Empezamos primero como una ONG, y luego, para no depender de los fondos gubernamentales o de las ayudas, creamos una compañía de sistemas de suministro que nos ayudara a financiar nuestra ONG. Para nuestra sorpresa, el negocio ha sido rentable”, dice Deepak Gadhia, director de Gadhia Solar Energy Systems.

Ashram ha estado explotando los recursos naturales desde hace años. Hace poco, la comunidad invirtió en una planta piloto de acondicionamiento solar que se suma a una planta de biomasa que todavía necesita de entre 5000 a 6.000 kilos de leña al día para producir las 700 toneladas de aire acondicionado que consume el hospital. Con el uso de la luz solar, ahorran 1000 kilos de leña al día.

“En total hay 1.250 metros cuadrados de reflectores. La luz se refleja a través de un intercambiador de calor para generar vapor y el vapor se envía a una planta de aire acondicionado. Producimos alrededor de 100 toneladas, que son los 350 kw (kilowatios) de aire acondicionado que necesita el hospital. “, asegura Deepak Gadhia.

El primer proyecto de energía renovable de Ahshram fue una planta de biogás, que data de hace casi 20 años. Estiércol de vaca mezclada con agua se almacena en tanques, en donde su fermentación produce gas metano o biogás para las cocinas. Incluso el barro se utiliza para producir abono orgánico.

“Tenemos 160 animales, de los cuales obtenemos 60 metros cúbicos de biogás al día; suficiente para el funcionamiento de 5 cocinas. En cada una de ellas, solemos cocinar para 100/ 150 personas al día “, afirma Deepak Gadhia.

En Muni Seva se cocina sólo con biogás o energía solar. Cinco pares de discos parabólicos recojen la luz proyectada y calientan el aceite a una temperatura de 250 grados centígrados. Con ello se puede cocinar hasta para 500 niños. Y cuando no hay sol, se aprovecha el calor almacenado en tanques térmicos.

“Tenemos dos discos de 10 metros cuadrados que proyectan la luz solar en un intercambiador de calor y una lente. la luz pasa por ambos lados de la lente hasta alcanzar los 550 grados centígrados”, dice.El aceite frío pasa al intercambiador de calor, se calienta, llega a las cocinas y luego, regresa a su lugar de origen en donde se repite el proceso “, explica Deepak Gadhia.

Un estilo de vida ecológico ha favorecido el desarrollo sostenible de Muni Sevan Ashram. Hoy esta comunidad cuenta con un hospital para combatir el cáncer, un centro de investigación de alta tecnología, un asilo para la tercera edad, un orfanato, un centro para niñas con discapacidad mental, y varias escuelas…

Y para el año que viene, un proyecto ambicioso: la conversión cien por cien a las energías renovables.