Última hora

Última hora

India: una sentencia divide entre hindúes y musulmanes

Leyendo ahora:

India: una sentencia divide entre hindúes y musulmanes

Tamaño de texto Aa Aa

Alerta máxima en la India, después de la decisión judicial que ha dividido en tres zonas, que se repartirán entre hindúes y musulmanes, el enclave de Ayodhya. Un lugar sagrado para ambas religiones, hasta tal punto que en 1992 provocó la peor ola de violencia interconfesional desde la Independencia de la India.

El país es un hervidero. En las calles indias la presencia de 200.000 policía y militares da la medida del gran temor que provoca la sentencia. O más bien, los eventuales disturbios que puedan producirse. En los últimos días, líderes políticos, figuras de la cultura y el espectáculo indio han multiplicado los llamamientos a la calma y la unidad del país.

La sentencia sobre Ayodhya ha sido dictada por un panel de jueces del Tribunal Superior de Allahabad. El 6 de diciembre de 1992 una turba de hinduistas llegó al enclave y destruyó la mezquita de Babri, del siglo XVI, levantada, según ellos, sobre un antiguo templo de su dios Ram. Los disturbios religiosos que se produjeron después dejaron más de 2000 muertos, en uno de los episodios más traumáticos en la historia reciente del país.