Última hora

Última hora

Brasil: el despertar de un gigante

Leyendo ahora:

Brasil: el despertar de un gigante

Tamaño de texto Aa Aa

24 de septiembre de 2010: El presidente saliente celebra en la bolsa de Sao Paulo el último gran éxito de la economía brasileña: la ampliación del capital lanzado por Petrobras. La petrolera brasileña logra vender 52 mil millones de euros en acciones, una medida de la confianza de los inversores en este país.

Lula da Silva:
“No ha sido en Fráncfort ni en Londres ni en Nueva York. Ha sido en Sao Paulo, aquí en la Bovespa (Bolsa de Sao Paulo), donde hemos logrado el mayor proceso de capitalización de la historia del capitalismo mundial”

La explotación de los enormes yacimientos de petróleo descubiertos recientemente en las profundidades del océano Atlántico será difícil y costosa. Pero nada parece desanimar a este país que por fin ha emprendido el vuelo gracias a sus enormes recursos naturales.

Brasil es el primer exportador mundial de materias primas agrícolas como el café, el azucar, la carne de ave y de buey, el zumo de naranja, el etanol y el tabaco.

La octava economía mundial, inmune a la crisis financiera, emprende aun con más dinamismo la senda del desarrollo económico.

Para 2010 el gobierno prevé un crecimiento del 6.5% el índice de paro está en un 6,7% y la inflación en el 5,5%.

El secreto de esta buena salud es un sabio equilibrio entre una política favorable a la economía de mercado y las políticas sociales que ha puesto en marcha Lula. Esa combinación ha dado acceso a la sociedad de consumo a millones de brasileños.

Desde 2003, 29 millones de brasileños se han incorporado a la clase media, y 20,5% millones han salido de la pobreza.

Pero aún falta mucho para que esta nación de 195 millones de habitantes alcance el nivel de los países desarrollados. Tendrá que invertir más en educación para mejorar su productividad, pero también en infraestructuras de transporte terrestre, portuarias y aeroportuarias. Otro incentivo para atraer aún más a los inversores.