Última hora

Última hora

Grupos progresistas se concentran en Washington en defensa de Obama

Leyendo ahora:

Grupos progresistas se concentran en Washington en defensa de Obama

Tamaño de texto Aa Aa

Una respuesta al movimiento conservador Tea Party que el mes eligió también el Monumento a Abraham Lincoln para protagonizar un multitudinario acto con la ex candidata republicana a la vicepresidencia, Sarah Palin, y el comentarista conservador Glenn Beck.

Los organizadores de la marcha (representantes de sindicatos, organizaciones religiosas de corte liberal, asociaciones medioambientales, colectivos de defensa de los homosexuales y colectivos latinos como el Consejo Nacional La Raza) quieren hacer de contrapeso al Tea Party.

Temen una avalancha de votos el próximo dos de noviembre debido al protagonismo reciente que ha adquirido el Tea Party entre los votantes más conservadores, a los que ha infundido un nuevo entusiasmo con su defensa de los valores tradicionales y su crítica al intervencionismo del Gobierno.

En esas elecciones se renovará la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado, y las encuestas apuntan a la posibilidad de que los demócratas puedan perder la mayoría que disfrutan en la cámara baja.

Los progresistas buscan movilizar a las bases que llevaron a Obama a la Casa Blanca, un mes antes de los elecciones del dos de noviembre.

“Necesitamos crear empleo. Rescatamos a la banca, rescatamos a las aseguradoras. Ahora es el momento de rescatar a los estadounidenses”, dijo el reverendo Al Sharpton, uno de los líderes de los derechos civiles que habló en el evento.

En la marcha, también, hubo muchos descontentos que recriminan al gobierno de Obama su implicación en varias guerras, el alto desempleo o la falta de una reforma migratoria integral.

“Os hemos llevado al poder, podemos seguir votando por vosotros o sacaros del gobierno”, comenta esta funcionaria

La marcha bajo el lema “Una Nación que Trabaja Unida” reclama el cambio que prometió Obama en 2008, un cambio que dependerá de si mantiene su mayoría en la Cámara de Representantes tras las próximas elecciones.