Última hora

Última hora

El vertido tóxico que pone en guardia a Hungría

Leyendo ahora:

El vertido tóxico que pone en guardia a Hungría

Tamaño de texto Aa Aa

Ésta es la furia del barro rojo, vista a través de la videocámara de un vecino. Tres regiones del oeste de Hungría se encuentran en estado de emergencia por este vertido tóxico, procedente de una fábrica de aluminio: Un torrente que inunda pueblos enteros, quemando todo lo que encuentra a su paso.

Unos 40 kilómetros cuadrados alrededor de la población de Ajka quedaron inundados tras romperse el dique de una represa donde se almacenaban los desechos que contienen elevadas cantidades de silicio, hierro y otros metales pesados.

Cuatro personas han perdido la vida y seis están desparecidas.

Mientras bomberos y equipos de limpieza despejan con excavadoras la zona afectada, el Primer Ministro Orban ha asegurado que el origen del vertido es probablemente un error humano, y no causas naturales, pero que no hay peligro de radiaciones. Más de un centenar de personas han resultado heridas, algunas de gravedad. Las lesiones van desde quemaduras hasta irritaciones de ojos.

Este desastre se considera la mayor catástrofe ecológica en la historia del país. Y ésta podría ser mucho peor si el lodo rojo, como se teme, alcanza el río Danubio.