Última hora

Última hora

Hungría lucha para que el vertido no llegue al Danubio

Leyendo ahora:

Hungría lucha para que el vertido no llegue al Danubio

Tamaño de texto Aa Aa

Es el principal objetivo que tienen ahora los equipos de emergencia húngaros que se afanan por retirar este vertido tóxico, procedente de una fábrica de aluminio.

Desde el aire se puede contemplar la magnitud de este desastre que ya se considera la mayor catástrofe ecológica en la historia de Hungría.

Su epicentro está en la localidad de Ajka, donde se encuentra la fábrica de aluminio, pero la zona afectada cubre ya 40 kilómetros. El peligro potencial ahora es que el río Marcal, uno de los afluentes del Danubio, termine contaminándose también.

Hay más de 7000 mil afectados directos, 400 de ellos han tenido que ser realojados. Sus casas están contaminadas y por el momento no podrán volver a ellas.

“Estos zapatos son lo único que me queda. He perdido todo y ni siquiera me dejan volver a mi casa” señala una mujer.

Las labores de limpieza se prolongarán durante un año y su coste será de varias decenas de millones de dólares. Sin contar las vidas humanas. Este martes fallecían tres personas y otras seis siguen en paradero desconocido.

Aunque ayer declararon el estado de emergencia en el oeste para las autoridades húngaras el peligro más inmediato ya ha pasado.