Última hora

Última hora

Hungría: ya son 7 los muertos por la rotura de una balsa de lodo tóxico

Leyendo ahora:

Hungría: ya son 7 los muertos por la rotura de una balsa de lodo tóxico

Tamaño de texto Aa Aa

El Marcal es un río muerto cuatro días después de la rotura de una balsa de lodo tóxico en el oeste de Hungría. La acidez de las aguas de este afluente del Danubio, el segundo río más largo de Europa, se disparó tras el accidente, aunque el PH ya ha descendido de 13 a 9, lo que parece indicar que el desastre no será tan grave como parecía. El Vicesecretario de Estado de asuntos acuíferos, Istvan Kling, se muestra confiado: “La situación sigue bajo control. Tenemos que prepararnos para realizar un esfuerzo de protección a largo plazo. Es posible que también se reduzca la cantidad de químicos vertidos al agua”.

Greenpeace no lo ve tan claro, pues el PH no lo es todo. La rotura de la balsa de residuos de aluminio ha vertido en el Marcal y, por ende, en el Danubio, ingentes cantidades de minerales pesados, que pueden ser muy perjudiciales para la salud de la fauna y la flora: “No comprendemos el mensaje de las autoridades diciendo que esto no es peligroso”, explicaba un activista. “Los análisis que hemos realizado muestran que hay materirales peligrosos y en un nivel de concentración muy alto”.

Las aguas del Danubio tenían este viernes un PH de 8,5, cuando los niveles normales oscilan entre 7 y 8, lo que ha sido interpretado como una buena señal. Sin embargo, el balance de víctimas mortales del accidente se ha agravado y ya son 7 las personas fallecidas a consecuencia de la marea roja.