Última hora

Última hora

El Nobel de la Paz que incomoda a China

Leyendo ahora:

El Nobel de la Paz que incomoda a China

Tamaño de texto Aa Aa

Las peticiones para la liberación del nuevo Premio Nobel de la Paz se multiplican, a pesar de las presiones ejercidas por China.

En Hong Kong, decenas de personas han mostrado su apoyo al disidente chino encarcelado, el escritor Liu Xiaobo. La concesión de este premio ha dado oxígeno a las reclamaciones que exigen la inmediata liberación de Xiaobo.

Sin embargo, el gobierno chino ha recibido este premio con indignación y ha activado su maquinaria mediática para calificar de “blasfemia” la decisión del Comité Nobel.

China ha llamado a consultas al embajador noruego y ha amenazado con tomar represalias.

Amenazas que no han logrado frenar el aluvión de peticiones que desde la Unión Europea, la ONU o Estados Unidos, reclaman la liberación de Xiaobo.

“Mantenemos con China una relación amplia y madura- reaccionaba desde Washington el portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner- Como hemos dicho en numerosas ocasiones, nuestra relación abarca muchos temas: cuestiones económicas, de comercio y también cuestiones de derechos humanos”.

El Premio Nobel de la Paz 2010, lleva más de dos años en prisión cumpliendo una condena de doce años.

Su delito; apoyar la denominada un manifiesto que pide al gobierno chino que aplique derechos recogidos en la Constitución como la libertad de prensa y de expresión.