Última hora

Última hora

¿Podrá Kirguistán acabar con la violencia étnica?

Leyendo ahora:

¿Podrá Kirguistán acabar con la violencia étnica?

Tamaño de texto Aa Aa

Las elecciones parlamentarias de hoy serán cruciales para determinar el equilibrio de fuerzas tras los graves enfrentamientos entre kirguises y la minoría uzbeka del pasado mes de junio.

El gobierno provisional surgido tras la revuelta popular de abril y posterior huida del ex presidente Kourmanbek Bakíev, busca legitimidad.

La actual jefe del Estado, Rosa Otunbáyeva, ha querido dar un mensaje de tranquilidad. Sabe que sólo una coalición garantirazá la estabilidad en el país, por eso confía en que tanto su gobierno como la oposición estén representados en el nuevo Parlamento.

Pero el divorcio entre el gobierno de Bishkek y Osh, fuedo de la oposición en el sur del país, podría consumarse. Las fuerzas nacionalistas kirguises y aliadas del ex presidente Bakíev amenazan con nuevas revueltas en el sur si la oposición no logra sus objetivos en estos comicios.

Muchos analistas sostienen que fueron ellas las que atizaron el sentimiento anti-uzbeko que desencadenó pogromos contra esta minoría el pasado mes de julio.

Todos los sondeos señalan que el escrutinio no dará un claro ganador y que los principales partidos se verán obligar a formar un gobierno de
coalición.