Última hora

Última hora

El Parlamento belga reanuda su actividad en plena crisis política

Leyendo ahora:

El Parlamento belga reanuda su actividad en plena crisis política

Tamaño de texto Aa Aa

Cuatro meses después de las elecciones generales, Bélgica sigue a la espera de un nuevo gobierno.

Al partido nacionalista flamenco le toca mover ficha. Su líder fue nombrado por el rey para buscar una salida, pero Bart De Wever tiró la toalla el pasado lunes y prometió no volver a negociar hasta que el diálogo se incie “desde cero”.

La principal disputa continúa siendo el futuro de Bruselas:

“ Permanecer bajo el techo de Bélgica o fuera de ella; esa es la cuestión que divide a los dos bandos: francófonos y flamencos. Los socialistas francófonos por ejemplo están convencidos de que es mejor mantenerse dentro de ese techo, mientras que los flamencos opinan que lo más efectivo sería salirse de ese techo”, asegura Ivan De Vader, editor de política para VRT.

Para Francis Van de Woestyne, editor de La Libre Belgique: “La gran pregunta está en manos del partido nacionalista. Bart De Wever Waver fue el encargado de la misión de clarificación, por tanto deberia ser el primero en aclarar cuál es su posición: si quiere seguir viviendo en un Estado federal, llamado Bélgica con Bruselas como capital, y asegurar la convivencia pacífica entre las tres regiones.”

El partido de De Wever defiende la transformación del país en un estado confederal compuesto de dos regiones ( Flandes y Valonia), en lugar de las tres actuales ( que incluye además a Bruselas), con la mirada puesta en la independencia de Flandes a largo plazo.