Última hora

Última hora

Luces y sombras del rescate de los mineros de Chile

Leyendo ahora:

Luces y sombras del rescate de los mineros de Chile

Tamaño de texto Aa Aa

Una proeza técnica, un orgullo nacional y una recompensa al valor de los mineros y de sus familias. Estos son los diferentes aspectos del rescate en Chile.

Bajo la atenta mirada del resto del mundo, el país sudamericano salva a los mineros con método y precisión, en una operación salpicada de estallidos de alegría.

Una hazaña de cuyo logro se beneficia la empresa que dirige el rescate, Codelco, la mayor productora de cobre del mundo. Su actuación le podría valer su continuidad en manos de la administración pública.

Un éxito político también del presidente de Chile, Sebastián Piñera, cuya popularidad sale reforzada de una operación que ha unido al país.

“Los mineros han demostrado, igual como lo demostraron las víctimas del terremoto y los que están trabajando en la reconstrucción de lo que el terremoto destruyó, que cuando Chile se une, y lo hacemos siempre en la adversidad, somos capaces de grandes cosas”, ha declarado Piñera.

Los verdaderos protagonistas son los mineros, que se han convertido en héroes nacionales, coincidiendo con el Bicentenario de la Independencia del país. Pero su odisea también ha servido para llamar la atención sobre los riesgos que conlleva el trabajo en la mina.

Mario Sepúlveda, el segundo en salir a la superficie, considera que hay que aprovechar el momento para subsanar los fallos en la prevención de accidentes y no depender sólo de la buena suerte.

“Yo creo que este país tiene que entender de una vez vez por todas de que podemos hacer cambios en el mundo del trabajo, laboral, tiene que hacer muchos cambios. Nosotros no podemos quedarnos en esto. Creo que el empresario tiene que dar las armas para que los mandos medios hagan cambios en términos laborales”, ha asegurado Sepúlveda.

La mina San José, con 100 años de antigüedad, cuenta con un largo historial de accidentes mortales. Prueba de sus deficiencias en materia de seguridad es que las vigas son de madera y no de hierro. Algunas familias ya reclaman a los propietarios más de siete millones de euros en indemnizaciones.