Última hora

Última hora

Francia: el precio de la huelga

Leyendo ahora:

Francia: el precio de la huelga

Tamaño de texto Aa Aa

Las protestas contra la reforma del sistema de pensiones en Francia entran en su primera semana, lejos de las movilizaciones masivas del 95 que paralizaron el país durante 21 días contra el plan Juppe sobre las pensiones.

Pero el coste de la huelga preocupa ya a las empresas y al gobierno, que señala que una jornada de paro general cuesta cerca de 300 millones de euros a la economía francesa.

En 1995, los bloqueos representaron una caída de hasta el 0,5% del crecimiento del PIB.

Una gota de agua en un país con un déficit de 106 mil millones de euros, pero que se añade a la crisis financiera y agrava la situación global.

Las huelgas de 2007 contra la reforma de los regímenes especiales representaron pérdidas de 50 millones de euros diarios sólo en las empresas de la región parisina.

Aunque el seguimiento de la huelga parece haber perdido fuelle en una semana, la SNCF, compañía ferroviaria nacional, calcula que el bloqueo de las estaciones ha costado 20 millones de euros diarios.

A eso se añade la creciente penuaria de carburante. Más de 4 mil gasolineras han cerrado sus puertas debido al bloqueo de las refinerías del país, lo que además, ha provocado una subida de los precios del carburante del 2,1% en los últimos días.

Además, desde hace tres semanas, las dos principales refinerías del país, Fos-Sur-Mer y Lavera están bloqueadas por los manifestantes.

Esa parálisis que ha costado ya más de treinta millones de euros, podría suponer además la pérdida de 200 puestos de trabajo según la Unión Marítima y Fluvial.

Otro factor que podría empeorar el panorama es la reciente movilización de los camioneros.

El bloqueo prolongado de las carreteras supondría un revés serio para la economía francesa: un 80% del transporte de mercancías depende del tráfico rodado.

Pero también la resistencia económica de los sindicatos está en tela de juicio. Un trabajador ferroviario pierde cerca de 72 euros por día de huelga, que a su vez, representa un coste de 30 a 400 mil euros para los grandes sindicatos.

Algunos podrían agotar su presupuesto anual si el movimiento se prolonga hasta la semana que viene…