Última hora

Última hora

Londres presenta el mayor recorte de gasto en 60 años

Leyendo ahora:

Londres presenta el mayor recorte de gasto en 60 años

Tamaño de texto Aa Aa

Víctima simbólica del plan de austeridad, la imagen de Gran Bretaña en el extranjero: a partir de ahora, la BBC va a tener que financiar su servicio internacional de radio que antes corría a cargo del ministerio de Exteriores.

Prácticamente todos los ministerios se verán afectados por los recortes del drástico plan elaborado por el gobierno de David Cameron.

Los presupuestos de los ministros sufrirán recortes de cerca del 19% de aquí a 2014 o 2015.

En el mismo período, se suprimirán 490 mil empleos en la función pública, aunque la mayoría debido a jubilaciones.

Este plan, que se considera uno de los más radicales de los grandes países de la Unión Europea, busca evitar la quiebra del país.

La prensa británica habla directamente de hachazos presupuestarios.

El objetivo es que el déficit público baje del 10,1% del PIB este año, al 1,1% en 2015.

Globalmente se trata de ahorrar 95.000 millones de euros en menos de cinco años, sumados a los 34.000 millones de euros que aportará la subida de los impuestos.

La edad de la jubilación para hombres y mujeres pasará a los 66 años de aquí a 2020, con aumentos graduales a partir de 2018. La medida supondrá un ahorro de 5.000 millones de euros anuales.

Otros 8.000 millones de euros podrían ser amputados del presupuesto destinado a la protección social, una cifra que se añade a los 12.000 millones de recortes anunciados ya el pasado junio.

También las Universidades tendrán que apretarse el cinturón, aunque, nota positiva, el presupuesto destinado exclusivamente a los colegios pasará de 39.000 a 44.000 millones de euros en los próximos cuatro años.

Las sumas destinadas a la agricultura sufrirán un recorte anual del 5%, pero se destinará más dinero a la lucha contra las inundaciones. En cuanto al medioambiente, el gobierno se ha comprometido a invertir más en energía eólica

Se salvan en cambio el Servicio Nacional de Salud y la ayuda exterior al desarrollo, cumpliendo así una de las promesas electorales del primer ministro David Cameron.