Última hora

Última hora

EE.UU: elecciones a medio mandato con los sondeos contra Obama

Leyendo ahora:

EE.UU: elecciones a medio mandato con los sondeos contra Obama

Tamaño de texto Aa Aa

Volver a movilizar al electorado de base que votó por él en 2008: Barack Obama hace campaña en Seattle ante una audiencia femenina de clase media.

En esta ocasión habla de economía, uno de los retos de estas elecciones ahora que el paro golpea al 9,6% de los estadounidenses activos.

Más afectadas por la recesión que los hombres, las mujeres se sienten tradicionalmente más inclinadas a votar demócrata.

“Nuestra economía -afirmó Obama ante el auditorio-funciona sólo cuando todo el mundo participa y eso significa que asuntos como la igualdad de salarios no son sólo cosa de mujeres. Son asuntos que conciernen a todas las familias de clase media, porque cómo les vaya a las mujeres determina cómo les va a nuestras familias globalmente”

El presidente, en plena pérdida de popularidad, apoya con todos los medios a su alcance a los candidatos a su propia reelección, como aquí, a la senadora demócrata por el estado de Washington Patty Murray.

“Necesito pidió Obama que llaméis a las puertas y hagáis llamadas telefónicas, que habléis con vuestros amigos y vuestros vecinos. Y si lo hacéis, os prometo que no sólo ganaremos las elecciones, sino que además devolveremos la ilusión del sueño americano a la próxima generación”

En efecto, estas elecciones a medio mandato son decisivas para Obama, que podría perder su mayoría, sobre todo en la Cámara de Representantes, que renueva sus 435 escaños. Actualmente, los demócratas tienen 256 escaños, y los republicanos 179. La mayoría se consigue con 218.

En el Senado sólo se renuevan 37 de los cien puestos, pero las elecciones podrían modificar la actual mayoría demócrata, con 57 senadores más dos independientes frente a los 41 de los republicanos.

Se elige también a los gobernadores de 37 de los 50 Estados de la Unión, y también en este caso la elección será determinante para el final del mandato de Obama.

Según los sondeos, los demócratas podrían perder una decena de gobernadores, decisivos en la aplicación de leyes además de influyentes árbitros en la lucha por la Casa Blanca.

Conciente de ello, la adminisración Obama hace campaña en los Estados decisivos en las presidenciales, como Ohio.