Última hora

Última hora

Expo de Shanghai, una nueva imagen de China

Leyendo ahora:

Expo de Shanghai, una nueva imagen de China

Tamaño de texto Aa Aa

La Expo de Shanghai ha supuesto una prueba de fuego para el liderazgo de China. Pero, ¿cómo ha afectado a las relaciones de Pekín con el resto del mundo?. El escritor Robert Lawrence Kuhn ha buscado la respuesta en dos relevantes personalidades del país oriental. El primero, Zu Zhengsheng, uno de los altos oficiales del Partido Comunista Chino.

Robert Lawrence:
“Secretario Zu, ha puesto un gran énfasis en la Expo como vehículo de cambio en el sentido espiritual, como un camino para enriquecer la forma de pensar y así mejorar el futuro de la gente de Shanghai pero también del resto del país. Me gustaría indagar en la cuestión espiritual. ¿Qué significa la Expo de Shanghai para los chinos?”

Zu Zhengsheng:
¿Qué tipo de vida urbana es mejor para nosotros y qué tipo de vida mejorará la ciudad?. Tenemos que admitir que los problemas aparecen con el desarrollo urbano. ¿Cómo hacer la ciudad más habitable?¿Como reducir el daño que la vida en la ciudad provoca en el entorno?. La polución y el consumo energético aumentan. ¿Es sostenible el desarrollo?. Durante muchos años, la vida en Occidente, especialmente en Estados Unidos ha dependido de un enorme consumo energético. Es un “país sobre ruedas”, con muchos vehículos que provocan ese consumo. ¿Puede China permitírselo?. La economía de China ha tenido grandes logros que también han causado muchos problemas, como el aumento de las diferencias en los ingresos y una mayor tensión en las relaciones entre los ciudadanos.
Así que, en materia de desarrollo urbano, hay que encontrar una forma de armonía entre la naturaleza y los hombres y entre los propios seres humanos.

Ha habido muchos cambios en China y en la economía global desde 2002, cuando Shanghai fue elegida para albergar la Expo. ¿Qué impacto han tenido estas transformaciones y qué le queda por delante al país?. Robert Lawrence Khun ha hablado con el ex diplomático Wu Jiamin.

Robert Lawrence:
¿Cuál es el la historia y el significado de la Expo?

Wu Jiamin:
La misión de la Expo es avanzar en la civilización de la humanidad. Es una gran misión. ¿Desde qué perspectiva se consigue ese objetivo?. En primer lugar, al mostrar los grandes logros de la civilización, de la humanidad. En segundo lugar, al afrontar la gran pregunta, el gran problema al que se enfrenta la civilización humana en su evolución. Contaminamos mucho. Estamos destruyendo la Madre Tierra. La escala y la velocidad de urbanización de hoy en día no tiene precedentes. Y la urbanización estimula el progreso pero también ocasiona muchos problemas. Una persona en la ciudad consume tres veces más que un granjero en las zonas rurales.

R.L.:
Desde el punto de vista de China, el país debe continuar haciendo reformas en muchas áreas; política, economía… Hay quien piensa que aún más importante es una apertura al mundo exterior

W.J.:
Tiene toda la razón. Abrirnos es muy importante. En 1978, el ex lider Deng Xiaoping mostró a los chinos un nuevo camino, lo que llamamos “la apertura al mundo exterior y la reforma”. Nosotros, los chinos, entendemos que debemos cambiar para abrazar la globalización, ese es el secreto del éxito de China. Debemos seguir en este camino.

R.L.:
¿Esto también es aplicable a la reforma política?

W.J.:
Ciertamente. Estamos preparados para aprender del mundo exterior. El mundo está avanzando. China es parte de la civilización. Los chinos no son gente con la mente cerrada. Les gusta aprender de otros países y civilizaciónes.

Más de 70 millones de personas han visitado la Expo de Shanghai. El éxito de la muestra internacional ha levantado expectativas sobre las posibilidades de cambio en China, tanto en el interior del país como en el ámbito internacional.