Última hora

Última hora

Los retos postelectorales de Obama

Leyendo ahora:

Los retos postelectorales de Obama

Tamaño de texto Aa Aa

La pérdida de la Cámara de los representantes a manos de los republicanos y la mermada mayoría demócrata en el Senado podría paralizar la agenda del presidente Obama en los dos próximos años.

Los electores han enviado un mensaje claro al presidente: el enderezamiento de la economía tendrá que ser la prioridad absoluta si quiere renovar mandato en 2012.

“Creo dice este votante neoyorkino que la retórica que ha rodeado estas elecciones ha sido absolutamente horrible. Nadie se ha centrado en los verdaderos problemas, y necesitamos que alguien lo haga. Tenemos que centrarnos en el crecimiento económico y en el empleo y ninguno de los partidos lo ha hecho por el momento”

Para la población, un 9,6% de paro es intolerable

Obama tiene dos desafíos por delante: reanudar el contacto con la clase media y convencer a los republicanos de cooperar con él para adoptar las medidas necesarias para impulsar la economía.

Los republicanos han conseguido un amplio apoyo contra las reformas faro del presidente, sobre todo contra la ley de cobertura médica aprobada en el Congreso el pasado marzo.

Los republicanos se juraron invalidarla tras las elecciones a medio mandato.

El presidente aún puede contar con el Senado como barrera, o utilizar su derecho a veto, pero los republicanos siempre pueden torpedear su puesta en marcha.

Las esperanzas que tenía Obama de aprobar una ley para reducir las emisiones de CO2 de las centrales eléctricas a base de carbón, la industria y los vehículos se han esfumado: los republicanos se oponen tanto a un impuesto sobre el carbono como a un sistema de derecho de emisiones similar al modelo europeo.

La situación postelectoral aleja también la perspectiva de que Obama consiga que Estados Unidos apruebe un acuerdo internacional restrictivo sobre el clima.

Ya en Copenhague prefirió acercarse a los chinos y dejar de lado a los europeos, más exigentes en este asunto.