Última hora

Última hora

Robert Lawrence Kuhn: "No habrá una guerra de divisas"

Leyendo ahora:

Robert Lawrence Kuhn: "No habrá una guerra de divisas"

Tamaño de texto Aa Aa

Las elecciones de Estados Unidos se han seguido muy de cerca desde Pekín, donde las autoridades saben más bien poco acerca de las elecciones de medio mandato.

Para comprender mejor esta situación vamos a hablar con analista Robert Lawrence Kuhn.

Euronews: Señor Kuhn, con el Congreso ahora en manos de los republicanos, ¿Teme Pekín una política comercial más proteccionista por parte de Washington?

Kuhn: China es el chivo expiatorio de las elecciones estadounidense. Las autoridades chinas lo han reconocido pero hay que ir más allá y aceptar al nuevo Congreso. Aunque puede que no esto no llegue a pasar.

Si nos fijamos en la cuestión china en cada partido, el demócrata y el republicano, hay más diferencias en el seno de cada partido sobre esta cuestión que divergencias de manera general. Es decir, diferencias sobre ellos mismos.

No sé si se distinguirán en más cosas, pero ésta es una de las principales diferencias.

De todas formas los electores se han mostrado muy enfadados y frustados. Puede que eso repercuta en una política comercial anti-china que afecte a los aranceles y a otros asuntos

Así que mientras China dice “así es como tiene que ser”, Yo no soy tan optimista y estoy muy pendiente de esta situación.

Euronews: La Reserva Federal acaba de presentar nuevas medidas para impulsar la economía que puede debilitar más el dólar. ¿Puede esto desencadenar una guerra de divisas?

Kuhn: Yo diría que sí, un poco. Porque China ve esta caída como una devaluación del dólar, incrementando así la presión sobre su moneda, el yuan.

Así que creo que existe una gran preocupación, pero es mi forma de pensar.

Creo que ambos países tienen una relación muy dependiente. Y la economía mundial es ahora muy frágil. Espero que no tengamos que enfrentarnos a una guerra comercial real.

Lo que ha pasado es que en América, durante mucho tiempo y debido a la presión política, los aranceles se han aplicado a diversos tipos de productos, o al menos eso han intentado los sindicatos, y tal vez con legitimidad.

Para responderle, lo que China quiere hacer es apliciar un recurso similar.

Un aumento de tarifas pero menor que la impuesta para ellos en Estados Unidos, para hacer comprender a los estadounidenses que deben rebajar sus tarifas arancelarias.

Esto ya ha pasado y creo que volverá a ocurrir. Creo que habrá movimientos de monedas pero no una gran guerra de divisas.

Euronews: ¿Cómo cree que hubiera reaccionado China a la crisis que provocó la derrota del partido demócrata en Estados Unidos?

Kuhn: Creo que tenemos que ver las cosas desde su misma perspectiva. He hablado con algunos líderes y me han dicho ¿Cómo se puede hacer un plan estratégico para un país cuando el Gobierno está estancado, dividido como el que ahora tiene Washington? O como pasa en Japón que cambian de primer ministro cada tres meses…bueno estoy exagerando. Pero es lo que ocurre.

Los chinos creen que para gestionar una estrategia a largo plazo se necesita mucho más que un gobierno fuerte y unido. Y para ellos esto justifica el hecho del que el Partido Comunista de China deba mantenerse en el poder.