Última hora

Última hora

Europa en plena operación seducción a China.

Leyendo ahora:

Europa en plena operación seducción a China.

Tamaño de texto Aa Aa

Tras Italia, Francia y Portugal y justo antes de que el G-20, tome medidas para reducir el desequilibrio comercial y evitar la guerra de las divisas, Gran Bretaña intenta sacar el máximo partido del maná chino.

China se ha convertido en la segunda potencia mundial con un crecimiento del 10%. Desde hace seis años, es el primer socio comercial de la Unión Europea y el segundo cliente de los 27.

Un socio indispensable para los europeos que prefieren practicar la economía real:

George Osborne, ministro de Finanzas británico:
“Si queremos gestionar los principales desafíos para la economía mundial y por tanto, los principales desafíos para las economías occidentales a la hora de generar crecimiento y empleos, China es parte de la solución, y no del problema”

En casi diez años, los intercambios entre las dos potencias se han multiplicado por tres.

En 2009, las exportaciones de la Unión a China eran de 26.000 millones de euros, ahora son de 82.000 millones.

En cuanto a las importaciones, han pasado de 75 a 250.000 millones…un déficit comercial para la UE que ha explotado hasta alcanzar cerca de 170.000 millones de euros en 2008.

En los últimos años, el fuerte desequilibrio de los intercambios comerciales entre la Unión y China se ha hecho más visible. Aunque desde el principio de la crisis financiera China ha intentado reducirlo con un aumento de sus importaciones procedentes de los 27.

Pero la realidad es que los productos chinos tienen más salida en los mercados europeos que a la inversa.

Alemania es el primer socio de China con un 43% de las exportaciones de la Unión a China. También se lleva la palma de las importaciones.

Francia, Italia y el Reino Unido están muy por detrás en volúmen de exportaciones. Holanda es el segundo importador de productos chinos…de ahí, un déficit comercial record.

China se dice dispuesta a reequilibrar su crecimiento, para protegerse en primer lugar, pero también para aumentar su demanda interna.

Ya hay algunos sectores que despuntan, com el de la automoción. El año pasado fue el primer mercado mundial con 37 millones de vehículos vendidos. Sólo 33 de cada mil chinos tienen coche, pero todo indica que las ventas aumentarán otro 20% este año.