Última hora

Última hora

Sáhara Occidental: 30 años de statu quo

Leyendo ahora:

Sáhara Occidental: 30 años de statu quo

Tamaño de texto Aa Aa

El Sáhara Occidental es el conflicto territorial más antiguo de África.
 
El embrollo se remonta a 1975, cuando Marruecos  invade el territorio con la llamada Marcha Verde.
 
España ya se había comprometido a iniciar la descolonización que contemplaba la convocatoria de un referéndum para la independencia del Sáhara.
Pero con Franco agonizando, se sacude la responsabilidad y abandona el territorio.
 
 
Inmediatamente, el Frente Polisario contesta la  anexión marroquí y proclama la República Democrática Árabe Saharaui el 27 de febrero de 1976.
 
Una fecha que se festeja todos los años como aquí en Tifariti.  Tras 16 años de guerrilla, en 1991 las partes alcanzan un alto el fuego auspiciado por la ONU. El pacto, respetado desde entonces, prolonga el statu quo. 
 
 
Desde entonces, la parte norte y oeste del Sáhara Occidental está bajo control marroquí, y la parte Este, fronteriza con Mauritania y Argelia está en manos del Frente Polisario.
 
 
Los esfuerzos de la ONU por encontrar una solución al conflicto no han dado fruto. El Polisario y Rabat no consiguen ponerse de acuerdo sobre el censo de electores que podrían votar en un referéndum de autodeterminación.
 
 
En 2007 el Consejo de Seguridad de la ONU llama a las partes a celebrar negociaciones directas, sin condiciones previas y de buena fe para lograr una solución política justa y duradera.
 
 
 
Desde 2007, Marruecos y el Frente Polisario se han reunido cuatro veces en negociaciones directas y formales a las afueras de Nueva York, pero no se han producido avances concretos.
 
Tampoco se registraron progresos significativos en las reuniones informales de 2009, pese a la presión internacional para solucionar el conflicto en plena implantación de Al Qaeda en la región.
 
 
Las posturas siguen siendo irreconciliables. Marruecos se niega a negociar cualquier otra propuesta que no sea el plan de autonomía para el Sáhara Occidental, donde hay minas de fosfatos además de yacimientos de gas y petróleo.
 
Se opone además a la celebración de un referéndum de autodeterminación que el Polisario quiere proponer a los Saharauis para que decidan entre independencia, autonomía o integración.