Última hora

Última hora

Dura reforma de las prestaciones por desempleo en el Reino Unido

Leyendo ahora:

Dura reforma de las prestaciones por desempleo en el Reino Unido

Tamaño de texto Aa Aa

El gobierno británico impondrá sanciones a los parados que rechacen un empleo. Esto es lo que ha anunciado este jueves el ministro de Trabajo y Pensiones británico, Ian Duncan Smith.

Según el plan del gobierno, si un desempleado rechaza una primera oferta de trabajo, se le quitarán los beneficios sociales durante tres meses, si no acepta la segunda, los perderá durante seis meses y a la tercera negativa se quedará sin ellos durante tres años.

“Con este gobierno, elegir no trabajar cuando si se puede, dejará de ser una opción. Impondremos sanciones a aquellos que rechacen respetar las reglas. Además, impondremos una actividad laboral a aquellos que lo necesiten para que no pierdan la habitud de trabajar”, explicó el ministro.

Como explica Duncan Smith, su plan también
incluye la obligatoriedad de realizar trabajos para la comunidad bajo la amenaza de perder las prestaciones sociales.

Entre los británicos desempleados las críticas al gobierno no se han hecho esperar.

“Puedo entender que, como dice el gobierno, alguna gente necesite experiencia laboral. Pero eliminar las prestaciones es demasiado, asegura una mujer en paro. Existen muchas razones por las cuales la gente se ve forzada a quedarse en casa. Cientos de personas han perdido la confianza en sí mismas al no poder trabajar desde hace tiempo. Salir a limpiar la calle no que creo que vaya a ayudar a esa gente a recuperar la confianza”.

La oposición laborista se pregunta por su parte cómo el gobierno va a crear empleos que no se puedan rechazar si 600,000 puestos de trabajo también serán eliminados al mismo tiempo en el sector público.

“Tenemos la prueba en otros países como Canadá o Estados Unidos, defiende un analista conservador. Este tipo de planes en los que la gente no puede rechazar un empleo, funcionan. Algunos Estados norteamericanos han conseguido reducir el número de personas con prestaciones en un 90%. Es todo un éxito”

La coalición conservadora-liberal pretende comenzar a aplicar este nuevo régimen de sanciones para los parados a partir de 2012.