Última hora

Última hora

Rubin Kazan: una fulgurante carrera hacia la cima

Leyendo ahora:

Rubin Kazan: una fulgurante carrera hacia la cima

Tamaño de texto Aa Aa

Hace dos años el club de fútbol Rubin Kazan daba el campanazo convirtiéndose en el tercer equipo, no ruso, campeón de la Liga Nacional rusa. Un título que defendió con uñas y dientes en 2009. En once años ha pasado de estar en la cola de la Segunda División a la cima de la Liga Nacional de Fútbol de Rusia. Ahora quiere arrasar en la escena internacional.

Por segundo año consecutivo participa en la Liga de Campeones. Las fases eliminatorias son su objetivo para la próxima temporada.

Alexander Gusev es el presidente del club: “Este año hemos hecho un buen papel en el mercado de fichajes. Desgraciadamente no ha tenido mucho impacto en los resultados de nuestro equipo. Necesitamos más tiempo.”

El verano pasado Rubin Kazan ha perdido a varios de sus jugadores clave comprados por equipos nacionales rivales. Para compensar este desequilibrio en la plantilla, el club ha gastado 43 millones de euros en el mercado de fichajes, sólo cuatro equipos europeos le han superado.

Ha comprado, entre otros, al italiano, Salvatore Boccetti, del Genoa, el brasileño Carlos Eduardo del Hoffenheim y al nigeriano Obafemi Martins del Wolfsburgo. “Estaba jugando la Copa del Mundo recuerda Martins cuando me llamaron. Dije que estaba interesado. Les vi un par de veces jugando. Sólo vine aquí porque es un buen equipo, buenos jugadores. Es la única razón por la que estoy aquí”.

El Rubin se verá las caras con el Barcelona el próximo 7 de diciembre. Sus jugadores han perdido la esperanza de figurar entre los dieciséis finalistas, pero un buen resultado salvará su reputación. Alexander Rézantev, sabe de lo que habla: “Es posible que comenzaran a tomarnos en serio en Europa la pasada temporada, pero para ganarnos su respeto debemos jugar al más alto nivel durante varias temporadas.”

El defensor, Roman Sharonov, es el único superviviente de la época en la que Rubin Kazan jugaba en segunda división. Jugó su primer partido hace más de diez años. Hoy es el capitán de un equipo que no tiene nada que ver con sus inicios: “El Rubin de sus comienzos y el Rubin en el que juego hoy no se parecen en casi nada. Entonces jugaba en la segunda división, ahora somos los campeones de la Liga.”

El Rubin tiene el sexto mayor presupuesto de la primera liga rusa, detrás del líder, Zenit, pero comparable al de equipos como Spartak, Dynamo, CSKA y Lokomotiv. Uno de sus patrocinadores es Albert Shigabutdinov: “No se puede sobrestimar la importancia que tiene este club para la ciudad y todo Tartaristán. Hay que tener en cuenta esto pero nosotros hemos decidido participar en la expansión de este deporte en la República de Tartaristán.”

Patrocinadores, buenos jugadores y el apoyo de las autoridades locales: todos esos factores han contribuido a la ascensión del club, aunque su mejor arma se llama Kurban Berdyev, el entrenador del Rubin Kazan desde 2001.
Un año después ascendía a primera división. Para muchos, la clave reside en el estatus del que goza. Berdyev es a la manera de los clubs británicos, el mánager todopoderoso del Rubin Kazan.

Estabilidad y progresión paulatina, esas son las líneas de ataque diseñadas por los dirigentes.

Este año, el Zenit le ha arrebado el título de campeones. Confían en volver a la cima de nuevo en 2011 y preparar el terreno para pelear por tercer año consecutivo la Liga de Campeones.