Última hora

Última hora

El G20 concluye la cumbre de Seúl con un acuerdo de mínimos

Leyendo ahora:

El G20 concluye la cumbre de Seúl con un acuerdo de mínimos

Tamaño de texto Aa Aa

El G20 no ha sido capaz de cerrar en Seúl el frente de la guerra de divisas. La cumbre ha concluido con un extenso comunicado final lo suficientemente vago como para ser respaldado por todos y en el que se enumeran los principios generales para mantener a la economía global en las vías de la recuperación.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha destacado: “Estamos de acuerdo en que los tipos de cambio deben reflejar las realidades económicas. Justo cuando las principales economías siguen trabajando para preservar la estabilidad entre las monedas de referencia, las economías emergentes deben dejar fluctuar libremente sus monedas en el mercado. Ayer hablé de esto con el presidente chino, Hu Jintao. Supervisaremos la apreciación de la moneda china. Necesitamos evitar acciones que perpetúan desequilibrios y dan a unos países ventajas indebidas sobre los otros”.

A la guerra de divisas, que ha generado fuertes tensiones entre China y EEUU, se suman las discrepancias sobre el desequilibrio en la balanza comercial de países emergentes y exportadores natos, como Alemania, y las economías más avanzadas. En este sentido, se crearán unas “guías indicativas” a partir del año que viene que medirán el nivel de ese “desajuste”, al que se responsabiliza de las distorsiones que existen en la economía global.

Nuestro enviado especial a la cumbre, Seamus Kearny, afirma que lo má duro está por llegar: “Este ha sido descrito como el comunicado final más largo de la historia del G20. Tiene 22 páginas, una muestra de que Corea del Sur se ha preocupado de que se trataran los puntos principales. Ahora toca lo más duro del trabajo, que es convertir estas palabras en acciones concretas y convencer a los críticos del esfuerzo realizado para buscar la cooperación y el consenso”.