Última hora

Última hora

La presidencia del G20 recae en Sarkozy, sus quimeras también

Leyendo ahora:

La presidencia del G20 recae en Sarkozy, sus quimeras también

Tamaño de texto Aa Aa

La voluntad del presidente francés de reformar el sistema monetario internacional y su sueño de crear una divisa de reserva mundial pueden verse frustradas tras el acuerdo de mínimos concluido en la Cumbre de Seúl.

Los líderes de los países más ricos y de las economías emergentes pidieron a los países que “se abstengan” de practicar devaluaciones competitivas de sus monedas y que sean los mercados los que fijen el tipo de cambio.

Ninguna medida concreta se ha adoptado para ello, Estados Unidos y China no quieren comprometer su desarrollo.

Irlanda ha sido otro de los motivos de preocupación en Seúl por parte de los europeos que han intentado tranquilizar a los inversores sobre la capacidad de Dublín a hacer frente a su colosal deuda.

El primer ministro irlandés ha desmentido que su país haya solicitado ayuda a la UE: “No tenemos que pedir prestado dinero alguno para hacer frente a la deuda soberana, los asuntos soberanos que afectan al Gobierno y la gestión del país”, dijo Brian Cowen.

Según las primeras impresiones de los economistas, la ausencia de soluciones concretas por parte del G20 no es ninguna sorpresa. La avalancha de promesas a los países pobres tampoco.