Última hora

Última hora

Nuevas bajas en las filas de la ISAF

Leyendo ahora:

Nuevas bajas en las filas de la ISAF

Tamaño de texto Aa Aa

La Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad de la OTAN en Afganistán, ISAF, ha informado de la muerte de cinco soldados.

Dos militares han perdido la vida en sendos ataques con artefactos explosivos de fabricación casera perpetrados en el sur del país.

Otros tres soldados murieron el domingo en un ataque rebelde en el este. Por el momento se desconocen sus nacionalidades.

Se trata de una de las jornadas más sangrientas sufrida por las tropas internacionales. Desde el comienzo del año, más de 640 soldados de la ISAF han perdido la vida en Afganistán.

“El aumento de la violencia y del número de enfrentamientos en ciertas áreas, particularmente en el sur y el este de Afganistán, se debe a que hemos desplazado nuestros refuerzos a bastiones de los talibanes como las cercanías de la ciudad de Kandahar”, asegura el portavoz de la ISAF, Josef Blotz.

Kandahar, uno de los principales focos de la resistencia, se ha convertido en la principal base de Estados Unidos y de la ISAF.

Gran parte de las 30.000 fuerzas suplementarias estadounidenses, desplegadas en los últimos meses, han ido a parar a esta ciudad.

“El menor desplazamiento, aquí en Kandahar, se realiza bajo estrictas medidas de seguridad. Estamos en un convoy rumbo al palacio del gobernador de la provincia de Kandahar, escenario de frecuentes enfrentamientos entre las fuerzas de coalición y los talibanes”, explica Valérie Gauriat de euronews.

Uno de los últimos atentados, el registrado hoy mismo en el principal mercado de Kandahar. Dos civiles han perdido la vida y once han resultado heridos.