Última hora

Última hora

Escándalo en el Parlamento argentino

Leyendo ahora:

Escándalo en el Parlamento argentino

Tamaño de texto Aa Aa

Una sonada bofetada cerró el debate sobre los presupuestos de 2011.

La diputada de la oposición, Graciela Camaño, cuyo grupo boicoteó la sesión, perdió los nervios cuando el diputado kirchnerista, Carlos Kunkel, se refirió de manera irónica a una frase de su marido.

Kunkel hizo mención al sindicalista Luís Barrionuevo, esposo de Camaño, y se refirió en tonó crítico a su célebre frase para denostar a Camaño. “¿Ahora van a quemar las urnas como en Catamarca? Yo no soy el que dijo que tenemos que parar de robar dos años para sacar al país adelante”, gritó Kunkel.

La peronista disidente se mostró arrepentida horas después de haber agredido al kirchnerista, a quien no le pidió disculpas.