Última hora

Última hora

La OTAN muestra sus progresos en Afganistán

Leyendo ahora:

La OTAN muestra sus progresos en Afganistán

Tamaño de texto Aa Aa

La puerta de la amistad: Nunca antes una frontera entre dos países cuyas relaciones están lejos de ser cordiales ha tenido un nombre tan desafortunado. Hablamos de Pakistán y Afganistán.

Cada día más de 60.000 personas a pie, 4000 coches y 800 camiones, además de 100 convoyes militares intentan cruzar la estrecha frontera.

Euronews comenzó el camino en Wesh, al sur de Afganistán en la provincia de Kandahar cerca del pueblo fronterizo de Spin Boldak. Es una ruta de comercio entre los dos países, de comercio legal e ilegal.

“En los últimos dos meses hemos encontrado 3000 kilos de nitrato de amonio, que se usa para hacer artefactos artesanales; 52 kilos de explosivos, cientos de controles remotos, bombas preparadas y 300 kilos de hachís que van a Pakistán o a Irán”

130 policías afganos trabajan junto al régimen estadounidense de las Fuerzas de Asistencia a la Seguridad Internacional o ISAF. Los últimos métodos de control permiten revisar la mayor parte del tráfico de una forma fehaciente.

Más de 200 hombres pasan por este centro de identificación biométrico cada día. Se escanean huellas dactilares e iris y se almacenan en una base de datos. Los guardias buscan sospechosos talibanes o conexiones con ellos. Las detenciones son pocas y distantes entre ellas.

“Más allá de este punto de control hay una zona de frontera no oficial que se extiende a más de 2000 kilómetros. No hay puestos de control ni guardias, nada que pueda parar a la gente o a los talibanes. Cuando quieren viajar entre Pakistán y Afganistán pueden hacerlo, por la noche. No tienen miedo, lo hacen cuando quieren.”

Nosotros somos escoltados por un pelotón. La OTAN, quiere mostrarnos cómo se está trabajando con las tropas afganas.

Nos vamos de la ciudad de Kandahar, la capital de la provincia y cuna de los talibanes.

Tras la ofensiva lanzada hace 6 meses por la OTAN muchos insurgentes han encontrado refugio aquí en el sur, esta zona ha suministrado refugios talibanes en la frontera con Pakistán

“La autopista 4 es una de las carreteras estratégicas del país. Es una zona crucial para la cooperación entre la ISAF y las autoridades afganas”

Garantizar la seguridad en esta carretera es esencial para el comercio y los suministros civiles a las bases militares de la OTAN. Esta es la misión de los militares que nos guía en este viaje.

Sin embargo las fuerzas afganas se esfuerzan por ganarse la confianza de la población.

Según las autoridades, gracias a los controles y las patrullas que recorren la carretera, los ataques son poco frecuentes y el comercio está ganando un nuevo impulso.

“Durante los dos últimos años ha habido un importante desarrollo. Es evidente si observamos la cantidad de gente que hay en la calle. Salen a pasear, van a los mercados, hablan con la policía fronteriza afgana. Y como puede ver, probablemente tenemos 3 ó 4 camiones de policía más patrullando. Esta presencia manda un mensaje de seguridad a la gente. Estamos aquí para ayudar a protegerles.”

Con aproximadamente 26.000 soldados de los 130000 desplegados en todo el país, Kandahar es el hogar de una de las dos bases más importantes de la OTAN en Afganistán.

Desde aquí se lanzan cada noche, alrededor de cuarenta misiones de las tropas de EE.UU. y afganas contra la resistencia talibán.

Luego visitamos el centro provincial de operaciones de Kadahar . El trabajo aquí es coordinar las huelgas anti insurgentes de la provincia.

“Antes cuando había un incidente era difícil seguir la pista. Ahora con nuestra tecnología, nuevas comunicaciones, móviles, radios, estamos en contacto con todas las fuerzas en la provincia de Kandahar. Aquí centralizamos los informes diarios. Ponemos todo el empeño en ayudar a nuestros elementos en zonas conflictivas”

Hay unidades como esta en todo el país, juntando la información y compartiéndola con las autoridades civiles y las fuerzas de seguridad en toda la provincia.

Nos vamos al Campamento Nathan Smith, una base canadiense que es el centro del equipo de reconstrucción de Kandahar. Es también el lugar de entrenamiento de los policías de la provincia.

Asistimos a la jornada de entrenamiento de los últimos métodos contra artefactos artesanales, una de las armas favoritas de los talibanes.

La policía es el objetivo prioritario para los insurgentes, hay ataques a diario, dicen algunos de ellos. La mayoría llegan hasta aquí sin uniforme para evitar llamar la atención.

“Nos preocupa siempre la inseguridad, nos preocupamos noche y día. Lo que más nos preocupa son las bombas y los asesinatos. Los insurgentes se mueven en la parte baja de la ciudad, nadie sabe como localizarlos. Muchos policías han sido asesinados. Hay muchos problemas económicos, el ambiente en el que vivo no es seguro”

Una de las prioridades de la coalición es entrenar y equipar lo mejor posible a las fuerzas de seguridad afganas. Es también una gran motivación para estos hombres que quieren resistir a lo que ellos denominan un mal endémico, la corrupción.

“Es cierto que hay policía corrupta, porque hay grandes problemas económicos. Los salarios del gobierno no son suficientes para vivir. No podemos mantener nuestras familias con ese salario. Gracias a cursos como este podemos mejorar nuestras habilidades. Cuanto más entrenemos mejores seremos. Necesitamos que nuestra policía esté más cualificada. Pero está claro que la corrupción existe por los problemas económicos”

Una vez más cogemos la carretera con una escolta armada. Comandantes de la OTAN nos aseguran que ahora el pueblo y sus alrededores son seguros. Se espera que las fuerzas afganas cojan el relevo pronto, pero no están seguros. El pueblo todavía es golpeado por la violencia.

Visitamos el palacio del gobernador provincial de Kadahar, la máxima autoridad política en la zona. Es un aliado cercano al presidente Hamid Karzai, y se salvó de un intento de asesinato hace un año. Nos cuenta que la seguridad ha mejora mucho, y una de las claves para conseguir una estabilidad duradera es el desarrollo económico. Le preguntamos si tiene los medios para que esto suceda…

“Además de la seguridad, el siguiente reto al que nos enfrentamos es la falta de profesionales. Las ONGs en vez de ayudarnos nos han destruido. Porque se han llevado a nuestros mejores profesores, los mejores empleados, incluso médicos e ingenieros. Ellos no están desarrollando sus profesiones aquí, son intérpretes porque el salario es muy alto”

“Antes de mi llegada aquí, las necesidades estaban determinadas por organizaciones internacionales, por países donantes. Eso no está bien. Las necesidades deberían estar determinadas por los gobernadores locales. Nosotros tenemos que decirles lo que necesitamos. Necesitamos una escuela, un hospital, una carretera, un puente o lo que sea.. Creo que esto ahora está resuelto en cierta manera. También deberíamos ser incluidos en el proceso de contratas, porque estaba monopolizado por dos o tres familias. Ahora son multimillonarios…”

La prioridad para el gobernador es crear el máximo empleo posible. Y nos lo intenta demostrar llevándonos al mercado más cercano para que lo veamos nosotros mismos.

Aquellos en puestos de responsabilidad solo aparecen cuando pasa algo, critica un hombre del mercado. Aquí, como en otros muchos lugares, los políticos vienen para ser criticados, los acusan de hacer dinero por sus conexiones con la coalición.

Tras 15 minutos expuesto al público, nuestra visita sorpresa termina y abandonamos el bazar.

Nos dijeron que esa noche dos policías fueron asesinados sólo unas horas después de nuestra partida.