Última hora

Última hora

Muhamed Sacirbey: "Dayton sigue siendo la clave de lo que pasa en Bosnia."

Leyendo ahora:

Muhamed Sacirbey: "Dayton sigue siendo la clave de lo que pasa en Bosnia."

Tamaño de texto Aa Aa

Hace quince años, el 21 de noviembre, en la desconocida ciudad estadounidense de Dayton, Ohio, los líderes de las facciones beligerantes en la guerra de Bosnia firmaron un acuerdo para poner fin al conflico más sangriento desde la Segunda Guerra Mundial en Europa.

Fueron los Acuerdos de Dayton, unos acuerdos no exentos de controversia hoy en día.

Uno de los firmantes fue Muhammed Sacirbey, ex ministro de Exteriores y ex embajador de la ONU en Bosnia. Durante la guerra se distinguió por su insistencia en poner fin al embargo de armas contra los musulmanes de Bosnia.

Euronews ha hablado con él en la sede de la ONU en Nueva York, donde reside en la actualidad. Dice que el aniversario de Dayton es “agridulce”.

Valerie Zabriskie, Euronews:

“Embajador Sacirbey gracias por atendernos. Usted dijo una vez que, y creo que se refería a Dayton, que una mala paz es mejor que la guerra. ¿Todavía cree que es así?”

Sacirbey:

“Absolutamente. Déjeme explicarlo de esta manera. Desde el punto de vista de mi reputación, de mi bienestar, le diría que no. Una buena guerra habría sido mejor que una mala paz. Pero imagine la vida de todas las personas que estaba en juego. Decidí entonces que la paz era mejor que una guerra, incluso una paz imperfecta, o tal vez, injusta. Sin embargo, quiero dejar claro que yo no iba a dejar manejarme por las grandes potencias que, de hecho, impusieron en Dayton lo que finalmente teníamos que firmar. Y creo que, de hecho, en Dayton está todavía la raíz de lo que va mal en Bosnia. Pero por otro lado tengo que decir que Dayton es también la clave para la paz en este momento. Por lo tanto, tenemos que tener cuidado, sobre todo yo, que soy muy negativo sobre Dayton, ya que he retirado mi firma y no creo que haya que restringirlo a un solo aspecto”.

Euronews:

“Parece que desde noviembre del 95, después de la matanza de Srebrenica, el curso de la guerra fue cambiando un poco. La OTAN ya había empezado a atacar. ¿Por qué los bosnios musulmanes y los croatas no aguantaron más tiempo? ¿Por qué fue tan importante firmar el acuerdo de Dayton?”

Sacirbey:

“Había una amenaza, en primer lugar contra las fuerzas croatas y también contra las bosnias si no se aceptaba un alto al fuego inmediato. Si no se negociaba a un nivel más alto, las fuerzas aliadas, las fuerzas de la OTAN y sus ataques aéreos podrían ser utilizados en contra del ejército croata y en última instancia contra el bosnio. Era un farol, lo sabíamos. Y era un riesgo demasiado alto. Tenía un arma apuntándome en la cabeza. No un arma en sentido literal, sino en la cabeza de los ciudadanos y los soldados a los que yo representaba. Me pregunto si podría haber apretado el gatillo en cualquier momento, sabiendo que no era mi sangre la que se iba a derramar por los campos de Bosnia Herzegobina. Es por eso que cuestiono a los diplomáticos bosnios, a los líderes bosnios quienes aceptan los acuerdos de Dayton como una base para el futuro de Bosnia-Herzegobina. Una base para la paz, para poner fin a la guerra, y no un apoyo para cualquier país normal. Y desde luego no para las aspiraciones para un país como este, y la aspiración de sus ciudadanos para formar parte de la familia euroatlántica”.

Euronews:

“Richard Holbrooke, dijo en una entrevista hace dos años que si no hubiera se hubieran firmado los acuerdos, Al Qaeda hubiera preparado el 11S desde Bosnia en lugar de Afganistán ¿Qué le parece esto?”

Sacirbey:

“Me da mucha rabia. En primer lugar eso no es cierto. No creo que en esas circunstancias Al Qaeda hubiera sido capaz de establecer bases en Bosnia, como hizo en otros lugares. Efectivamente la población se había radicalizado. El terrorismo es terrorismo y, como víctimas del terrorismo, entendemos la diferencia. Pero lo más importante y creo que es lo que Richard Holbrooke intenta hacer es racionalizar los acuerdos de Dayton, lo que implica que atenuó un riesgo directo para Estados Unidos y para Europa y así imponer este tipo de acuerdo. Tal vez lo peor de todo es que él tiene de alguna manera racionalizadas o legitimadas las demandas de los serbios ultranacionalistas, como Mladic y Karadzic para la guerra. Porque siempre pensaron que podrían unir sus ansias de guerra con Europa y Estados Unidos para decir: ¡Deshagámonos de los musulmanes en Europa!”.

Euronews:

“Hubo elecciones el pasado mes de octubre que fueron vistas como una prueba clave para el futuro de Bosnia. Parece que los resultados en los comicios mostraron que Bosnia sigue votando según una lógica étnica. El primer ministro de la República de Srpska ha mostrado su desprecio por una Bosnia-Herzegobina unida. ¿Es inevitable que Bosnia esté dividida permanentenmente?”.

Sacirbey:

“No seré yo el que pronuncie esa sentencia de muerte para el país. Creo que el país ha evolucionado bastante desde que yo estuve allí. Tiene un corazón que late y también, espero, un alma propia. Pero volviendo a los comicios y no al resultado, si no a cómo se produjo la votación., la respuesta está en Dayton y en la presión de Mladic y su representante, Milosevic. Con la presión también de la alianza occidental, de representantes occidentales. Nos dijeron que debíamos aceptar y votar según las líneas étnicas. Es por eso que no funciona a largo plazo. Está respaldando, e insisto en esta palabra, políticas étnicas, lo que hará que se defienda aún más el chovinismo. Por eso es importante volver a las consecuencias negativas de Dayton ahora. Por eso retiré mi firma hace 5 años cuando ví que se confirmaba la dinámica de Dayton”.

Euronews:

“Entonces, si entiendo bien, usted firmó, luego renunció y finalmente retiró su firma hace 5 años”

Sacirbey:

“Es correcto”.

Euronews:

“Le vuelvo a preguntar, aunque pueda parecer reiterativo. ¿Por qué firmó en un principio?”

Sacirbey:

“Para poner fin a la guerra. Tan simple como eso.

No es casual que hablemos de Sarajevo como el Jerusalen Europeo pero desde luego, al igual que Jerusalén en Oriente Medio, que constantemente se enfrenta a desafíos. El reto ahora de Bosnia-Herzegobina no está escrito en un ADN. Es la consecuencia de lo que se ha impuesto en los acuerdos de Dayton, lo que ha largo plazo no funciona (y no quiero calificarlo como una falsa solución). Una vez más se consiguió parar la guerra, pero esto no es una fase final ni sólida para que el país prospere”.