Última hora

Última hora

El pesimismo recorre Irlanda

Leyendo ahora:

El pesimismo recorre Irlanda

Tamaño de texto Aa Aa

La fórmula elegida por el gobierno para acceder al rescate financiero: menos gastos y más impuestos, reducirá el nivel de vida de los irlandeses, un mal necesario para el gobierno que, hoy, podría salir más debilitado,aún si cabe, tras las elecciones parciales en el condado de Donegal.

Brian Cowen sabe que tiene los días contados tras presentar, el miércoles, un durísimo plan de ajustes cuatrienal cuyo objetivo es ahorrar 15.000 millones de euros.

¿Cómo? rebajando un euro por hora el salario mínimo, ahorrando 1.200 millones con la eliminación de cerca de 25.000 puestos de funcionarios y con un recorte de 3.000

millones de euros en prestaciones sociales.

Donde más temen los efectos de esta cura de austeridad es en el centro de acogida de la Orden de los hermanos Capachinos en Dublín.

Abierto en 1960, entonces, repartía 50 menús a la semana, hoy, acuden más de cuatrocientas personas para almorzar. El público se ha diversificado según este voluntario: “Acogemos a otro tipo de pobres, gente que ha perdido su trabajo, su casa.”

El número de personas que acude a este centro se ha duplicado respecto a 2009.

La oposición ha indicado que podría rechazar las

cuentas públicas para 2011, que prevé recortes de 6.000 millones de euros, lo que paralizaría el proceso de rescate de la economía irlandesa.