Última hora

Última hora

Un hotel con oscuro pasado

Leyendo ahora:

Un hotel con oscuro pasado

Tamaño de texto Aa Aa

En apariencia, el hotel Viru es uno más de los rascacielos del centro de Tallin. Pero pocos de los clientes que deambulan por sus pasillos saben que existe algo más arriba de la planta 22, la última que figura en los ascensores.

En la número 23 se hallan dos habitaciones en las cuales se puede ver maquinaria que parece sacada de un film de ciencia ficción de los años 50. En realidad, sofisticada maquinaria de comunicación de la KGB.

Ahora, el hotel ha reunido varios objetos de la época y ha montado una pequeña exposición en las habitaciones, abiertas al público. Uno de los momentos álgidos ocurrió durante las competiciones de vela del los Juegos Olímpicos de 1980 en Moscú. Tallin era una de las subsedes.