Última hora

Última hora

Balance final de la presidencia belga de turno de la UE

Leyendo ahora:

Balance final de la presidencia belga de turno de la UE

Tamaño de texto Aa Aa

El próximo 31 de diciembre la presidencia de turno de la Unión Europea asumida durante el último semestre por Bélgica llegará a su fin. Una presidencia que el país ha tenido que llevar a cabo sumido en una crisis política y en un periodo de aplicación del Tratado de Lisboa. Algo que para el ministro de Asuntos Exteriores belga justifica la discreción de su presidencia.

“El Tratado exigía claramente que la presidencia se quedase en un segundo plano respecto al Consejo Europeo y respecto al Consejo de Asuntos Exteriores y eso es lo que hemos hecho”, dijo Steven Vanackere.

Tras las elecciones legislativas del 13 de junio en Bélgica, Yves Leterme asumió el cargo de primer ministro en funciones ante la falta de acuerdo para formar un nuevo gobierno. Leterme prometió que la crisis política no perturbaría el trabajo de Bélgica a nivel europeo.

Hace apenas unos días, Bart de Wever, líder de la Nueva Alianza Flamenca y ganador de las últimas elecciones, aseguraba a la prensa alemana que su país es el “enfermo de Europa” además de “Estado que ha fracasado”, dijo.

El jefe de la diplomacia belga insiste por su parte en los éxitos que ha logrado la presidencia de turno de su país:

“Hemos facilitado un consenso respecto a la gobernanza económica. Hemos completado el arsenal de textos jurídicos sobre la supervisión financiera. También hemos hecho posible la adopción de un prespuesto para 2011”, explicó.

Uno de los grandes ganadores del semestre ha sido sin embargo el belga, Herman Van Rompuy, nombrado gracias al Tratado de Lisboa como primer presidente permanente del Consejo Europeo.