Última hora

Última hora

Damien Hirst: "El arte no debería tener miedo al dinero"

Leyendo ahora:

Damien Hirst: "El arte no debería tener miedo al dinero"

Tamaño de texto Aa Aa

Es considerado el artista visual más rico de la tierra.

Extravagante y provocativo, Damien Hirst no deja indiferente a nadie en el mundo del arte.

Animales conservados en tanques de formol o cráneos cubiertos con diamantes son algunos de sus trabajos.

Euronews ha querido estar con él. Estamos en Kiev, Ucrania donde ha sido uno de los mentores del recientemente creado Premio de Arte de la Generación Futura, entregado por la Fundación Viktor Pinchuk.

Ricardo Figueira, Euronews:

Damien Hirst, gracias por estar hoy con nosotros. Mi primera pregunta es sencilla. ¿El dinero y el éxito pueden cambiar el alma de un artista?

Damien Hirst, artista:

“Creo que no. Cuando se gana mucho dinero de repente es mucho más difícil crear buen arte. Cuando no lo tienes, te esfuerzas en hacer cosas muy creativas, como lo demuestra Van Gogh. Pero creo que el arte tampoco tiene que tener miedo al dinero.

Soy un afortunado porque tengo un mánager que me enseñó desde joven a no trabajar en esto por dinero. Es al revés, perseguir el arte con dinero. El dinero es la clave, pero no el objetivo”.

Euronews:

¿Cómo se persigue el arte con dinero?

Damien Hirst:

“Sabe usted, primero llegan las ideas y el dinero es algo que se utiliza para hacer que pasen cosas. No se utiliza el arte para hacer dinero”.

Euronews:

Su trabajo más famoso, titulado “Por el amor de Dios” es un cráneo humano cubierto por diamantes.

Damien Hirst:

“Arte pobre”.

Euronews:

En este caso, arte rico. ¿Es verdad que lo vendió por 50 millones de libras?

Damien Hirst:

“De hecho, en aquel entonces la persona que quería comprarlo no lo hizo y acabamos vendiendo un tercio a una agrupación”.

Euronews:

Hay cierta controversia en esto porque algunos dicen que no se vendió, que usted formaba parte de esa asociación.

Damien Hirst:

“Yo no lo vendí todo. White Cube, mi galería, posee el 10%, y la asociación compró un tercio, por lo que yo me quedé con el resto”.

Euronews:

¿Confirma entonces que fue el trabajo más caro que ha vendido un artista en vida?

Damien Hirst:

“No lo sé.”

Euronews:

Es lo que he leído.

Damien Hirst:

“¿De verdad? Pues no lo sé. Está ahí arriba, eso seguro”.

Euronews:

¿De dónde viene el nombre “Por el amor de Dios”? ¿Es usted religioso?

Damien Hirst:

“En Inglaterra, “por el Amor de Dios” tiene dos significados. Primero significa lo que dice, que se hace algo por el amor a Dios.

Pero también, cuando haces algo mal, puede ser una exclamación, “¡Por el amor de Dios!”.

Si usted rompiera un plato por ejemplo, su madre diría: por el amor de Dios, ¿por qué has hecho esto?

Es icónico y a la vez irónico”.

Euronews:

La muerte es un tema recurrente en sus obras. ¿Tiene miedo a la muerte, o es solo una fascinación?

Damien Hirst:

“Lo estoy deseando”.

Euronews:

¿De verdad?

Damien Hirst:

“No. Creo que todo el mundo…usted ya sabe.

Samuel Beckett dijo una vez que la muerte nos obliga a no tomarnos ni un solo día libre. Me encanta esta cita. Nunca puedes planear cosas porque nunca se sabe qué puede pasar. Pero a mi me enseñaron, sobre todo cuando era pequeño, a afrontar las cosas que no se pueden evitar. En vez de callarse, hay que enfrentarse a ellas. Es algo normal, pero a nadie le gusta.

Euronews:

¿En qué se ha convertido el mercado del arte en los últimos años?

Damien Hirst:

“Como todos los mercados, el del arte también cambia. Creo que ahora es más sano. Como dije antes, si todo el mundo compra lo que el artista hace y después lo vende, el proceso sigue…se compra y se vende, se compra y se vende, se genera mucho dinero y crees que eres alguien que no eres en realidad, mientras que ahora es mucho más sano.

Como artista, no quieres que tu arte se esté moviendo por todas partes. Lo ideal es que la gente lo compre, lo ponga en su pared y se quede ahí.

Conozco a mucha gente y todo el mundo estaba inmerso en ese mercado de hacer negocio, en esa locura. La gente compraba las obras para venderlas después. Todo el mundo llegó a ser un distribuidor de arte y vendía todas las pinturas.

Quiero decir, cuando hago pinturas llenas de puntos, quiero que la gente se fije en los puntos, pero muchos ven el signo del dólar. Eso no es arte. Pero quiero decir que está muy bien que el arte pueda sobrevivir en cualquier mercado. Eso es lo más importante.”

Euronews:

Usted está aquí en Ucrania para este Premio de Arte de la Generación Futura y estamos haciendo esta entrevista rodeados de los trabajos de uno de los candidatos. ¿Es importante para usted participar en este tipo de iniciativas?

Damien Hirst:

“Todo el mundo empieza como un joven artista, así que creo que este tipo de premios son fantásticos. Viktor Pinchuk está animando a artistas de todo el mundo y les ayuda a promocionarse. Cuando Viktor me pidió que estuviera en el panel de artistas asociados con el premio, dije que estaría siempre y cuando el premio fuera mucho dinero, y creo que lo es.

Cuando estaba en Londres, gané el Premio Turner que eran 20.000 libras, mucho dinero en aquel entonces y eso ayuda mucho.

Creo que cualquier ayuda a los artistas es buena porque en el mundo hay muchos más artistas pobres y hambrientos que ricos.

Euronews:

Usted está aquí con otros grandes artistas, como Jeff Koons. ¿Existe de verdad una rivalidad entre ustedes, o es una invención de la prensa?

Damien Hirst:

“Realmente no. Yo compro trabajos de Jeff porque soy un gran coleccionista.

Euronews:

¿Él compra los suyos?

Damien Hirst:

“No lo creo. Pienso que él compra arte antiguo. En todo caso es más mayor que yo. Cuando yo era un joven artista, fui a la Galería de Saatchi y vi la exposición de Jeff. Yo era estudiante y él era ya un gran artista, por lo que era una especie de héroe para mí”.

Euronews:

¿Qué espera para los próximos años? ¿Continuará en esta misma línea de trabajo?

Damien Hirst:

“Con la subasta que he hecho recientemente, he parado de hacer muchos de mis trabajos como las mariposas o las obras con formol.

Estoy haciendo cosas nuevas, he despejado un poco mi estudio y me estoy divirtiendo.

Es como volver al principio”.

Euronews:

¿Mantendrá los cráneos?

Damien Hirst:

“Siempre me han gustado los cráneos. Desde que mi novia me dijo, “tú no puedes usar cráneos, son demasiado modernos”, eso me animó a hacerlos. Por eso hice el cráneo de diamantes. Porque creo que nunca llegarán a ser demasiado modernos.

Como en México… tengo una casa allí y les encantan los cráneos. Es algo que se repite sin parar y nunca acaba. Me gusta seguir haciéndolo hasta que se vuelva a convertir en algo moderno, y luego en algo clásico, moderno, clásico, y así todo el rato…”

Euronews:

Damien Hirst, muchas gracias, ha sido un placer tenerle con nosotros…y Feliz Navidad.

Damien Hirst:

“Feliz Navidad”.