Última hora

Última hora

Cuando la educación es un salvavidas

Leyendo ahora:

Cuando la educación es un salvavidas

Tamaño de texto Aa Aa

Recuperarse de un trauma provocado por un desastre natural, no se trata solamente de reconstruir casas y escuelas. También hay que reconstruir vidas rotas y almas heridas. La llamada “educación de emergencia” puede ser uno de los medios más efectivos para ayudar a los niños que sobrevivieron a un desastre natural a volver a cierta normalidad.

Haití año cero

El terremoto que arrasó la región de Puerto Príncipe el 12 de enero de 2010 dejó a su paso más de 200.000 muertos y 1.300.000 desplazados.

El 60 % de las escuelas fueron destruidas o fuertemente dañadas. Desde el mes de abril, el gobierno haitiano, gracias a la colaboración internacional, dedica esfuerzos a la reconstrucción.

En septiembre, la mayor parte de los niños pudieron reemprender su camino a la escuela. El primer desafío para los maestros, que a su vez también sufrieron la catástrofe, consiste en crear una atmósfera serena y tranquilizadora para los estudiantes. El miedo todavía está presente. Esta es la historia de Renane, una niña de nueve años que regresa a la escuela después de sufrir la amputación de su pierna izquierda. Aunque los obstáculos no son pocos, sus padres luchan para que la niña pueda seguir estudiando.

Paquistán: estudiar a pesar de todo

Cuando las inundaciones alcanzaron la región paquistaní de Baluchistán, miles de familias perdieron su hogar. Para cerca de 7000 personas, el campo de emergencia de Jaffarabad se convirtió en hogar.

UNICEF y sus ONG colaboradoras han trabajado para instalar allí 18 escuelas temporales. Uno de los niños que se benefician de esos centros es Reshma, de 8 años de edad. Antes de llegar al campo, Reshma no había asistido nunca a una clase.

En medio de un crisis profunda, las escuelas temporales ayudan a níños com Reshma a olvidar la gravedad de su situación.

Enfrentarse a la sombra del tsunami

El pueblo de Ban Khamala, en la isla de Phuket, salió prácticamente indemne del tsunami. Los edificios principales quedaron intactos y sólo un par de estructuras en desuso fueron destruidas.

Pero dos niños de la escuela del pueblo murieron y casi todos los alumnos cuentan con alguna víctima entre sus familiares y amigos.

Como muchos de los chicos eran muy jóvenes cuando el tsunami arrasó la zona hace seis años, la profesora de arte les ha pedido que dibujen sus recuerdos que tienen de los hechos de ese día.

La profesora también les enseña lo que deben hacer ante una posible alrma de tsunami y habla con ellos de sus miedos y preocupaciones.

Imagenes de Pakistan cortesia de Unicef