Última hora

Última hora

El toque de queda no frena las protestas en la capital de Túnez

Leyendo ahora:

El toque de queda no frena las protestas en la capital de Túnez

Tamaño de texto Aa Aa

Las protestas llegan a la capital de Túnez. Ayer se sucedieron los enfrentamientos entre las fuerzas del orden y los manifestantes. A pesar del toque de queda nocturno decretado por las autoridades, también se produjeron violentos altercados en los suburbios al finalizar el día que causaron un muerto.

El ejército desplegado por el Gobierno en la ciudad no ha conseguido calmar los ánimos. Los tres partidos legales de la oposición, atomizados y marginados por los medios afectos al régimen, quieren que se produzca el fin de la violencia y participar en la toma de decisiones.

“Pedimos que cesen los disparos y que se implemente una reforma global conducida por un gabinete de crisis”, ha dicho la secretaria general del Partido Democrático Progresista.
El presidente Ben Ali ha expulsado al ministro de Interior y se ha comprometidos a luchar contra la corrupción, liberar a los detenidos y crear 300.000 puestos de trabajos.

Pero los ciudadanos no se fian del dirigente. Uno de ellos dice que llevan desde 1987 haciendo promesas de crear trabajos y solucionar los problemas. Asegura que ya no creen nada.

Las jornadas negras se suceden. La violencia también ha llegado a las ciudades de Douz, Thala y Sfax. Ayer al menos dos personas perdieron la vida. Uno de ellos era un profesor de informática de una universidad francesa.

La Unión Europea y la ONU intensifican su presión. El Ejecutivo cifra en 23 las personas que han perdido la vida desde el comienzo de los disturbios pero los sindicatos hablan de al menos medio centenar.