Última hora

Última hora

Ben Ali, un político forjado en los servicios de información

Leyendo ahora:

Ben Ali, un político forjado en los servicios de información

Tamaño de texto Aa Aa

Zine al-Abidine Ben Alí, de 74 años, es un político forjado en los servicios de información militares. Militar de carrera formado en Francia y Estados Unidos creó el aparato de espionaje del ejército tunecino que dirigió durante diez años.

Tras pasar como agregado militar por las embajadas de Túnez en Marruecos, España, y como embajador en Varsovia, vuelve a Túnez al frente de la Seguridad nacional. Otra vez al mando de los servicios secretos.

Da un golpe de estado palaciego en el que incapacita médicamente al padre fundador del estado tunecino independiente, Habib Bourguiba, al que nombra presidente vitalicio y envía a su residencia hasta su muerte en 2000.

Los 20 años de la presidencia de Ben Alí se han caracterizado por la consolidación de una red de favorecidos cercanos al poder y gobernados en gran parte por su mujer, Leila Trabelsí y su familia.

Todos los contratos del Estado deben pasar por el ávido filtro familiar. La sociedad tunecina, empobrecida, frustrada, considera el aparato de poder oficial y sus instituciones como algo ajeno.

Corrupción y anquilosamiento es la herencia de Ben Ali a un Túnez que encara ahora una oportunidad para su desarrollo político.