Última hora

Última hora

Caos en Túnez

Leyendo ahora:

Caos en Túnez

Tamaño de texto Aa Aa

La residencia de Ben Alí tampoco se ha librado del saqueo en Túnez.

El restablecimiento del orden y la seguridad es el primer reto que debe enfrentar el gobierno interino, creado tras la revuelta popular que ha puesto fin a 23 años de dictadura.

Un sobrino del depuesto presidente ha muerto apuñalado.

El caos se ha instalado en la capital, donde los saqueos se multiplican. Muchos testimonios señalan a policías y partidarios de Ben Alí, refugiado ahora en Arabia Saudí, como principales responsables del pillaje.

En algunos barrios los vecinos han creado comités de defensa para proteger sus bienes.

A este clima de inseguridad hay que sumar la carestía de alimentos de primera necesidad. Muchos comercios permanecen cerrados. Otros tantos han sido objetivo de los saqueadores.

“No hay harina, pan ni agua. Todas las tiendas están cerradas, sólo unos pocas están. La situación es muy difícil. Dios estará con nosotros”, asegura este tunecino.

Tal y como determina la Constitución, Túnez

deberá celebrar elecciones presidenciales en un plazo máximo de 60 días. Esta vez, según promete el gobierno interino, todas las fuerzas políticas podrán participar en los comicios.