Última hora

Última hora

Inglaterra quiere hacer frente a las borracheras a bajo coste

Leyendo ahora:

Inglaterra quiere hacer frente a las borracheras a bajo coste

Tamaño de texto Aa Aa

Son muchas las tiendas y bares que sacan ofertas y ponen su bebida más barata el fin de semana para atraer a los más jóvenes.

Por eso el Gobierno quiere fijar un precio mínimo para la venta de alcohol:

“No creo que les guste la idea. Anoche un cliente se quejó de que los vinos estaban demasiado caros, así que tuvimos que poner esta oferta, tres botellas por diez libras”, explica esta vendedora.

El precio mínimo será el de producción más los impuestos. Según estas medidas, el precio mínimo de una cerveza será de 38 céntimos, el de una botella de vino dos libras y el de una de vodka diez.

“En algunos supermercados puedes entrar y comprar la bebida increíblemente barata. Mucha cerveza de gran graduación que la gente utiliza para emborracharse incluso antes de salir. Eso es lo que queremos evitar”, decía el primer ministro, David Cameron.

Sólo en Inglaterra, 6.500 personas murieron en 2007 por el consumo excesivo de alcohol. El consumo medio es de más de doce tomas semanales, según datos de 2009. Además, los altercados nocturnos y asistencia médica son una estampa habitual en las calles.

El año pasado, el Parlamento escocés rechazó una propuesta similar, aduciendo que rompería las reglas europeas de comercio y perjudicaría a los consumidores de alcohol responsables.