Última hora

Última hora

Robert Fisk: "La revolución de Túnez no tendrá un efecto dominó"

Leyendo ahora:

Robert Fisk: "La revolución de Túnez no tendrá un efecto dominó"

Tamaño de texto Aa Aa

Para saber más sobre algunas de las cuestiones de la crisis en Túnez vamos a hablar el corresponsal en Oriente Medio del diario británico The Independent, Robert Fisk, con sede en Beirut.
 
Seamus Kearney, Euronews: 
Muchas gracias por estar con nosotros. ¿Cree que la situación en Túnez, puede ser de alguna manera una advertencia para otros regímenes autoritarios?
 
Robert Fisk, corresponsal en Oriente Medio, The Independent:  
Bien, podría decirse que es un aviso, particularmente para Egipto, para Jordania. Debería ser un aviso también para Marruecos, que
ha aplaudido la salida de Ben Ali, un poco tarde, pero bueno ahí está.
 
Yo creo que al final todas estas dictaduras, los príncipes y los emires del Golfo confiarán en nosotros, en Occidente, para seguir estando ahí, como hizo Ben Ali.
  
Y al final, mientras hay varias “imitaciones”, como nos gusta llamarlo, de manifestaciones, de gente tratando de inmolarse en Argelia, en Egipto e incluso hay una amenaza en el Líbano de protesta por la subida de los precios de los alimentos, no hay sin embargo una organización entre los manifestantes ni los opositores para llegar a un verdadero cambio social.
 
Y creo que la mayor parte de los corruptos, como los dictadores, por supuesto, seguirán dependiendo de nosotros, de Occidente, para que les sigamos apoyando, como ha hecho Francia, Gran Bretaña y otros países europeos, y también EEUU con Ben Ali. 
 
Sobre todo porque estas personas no se presentan necesariamente como demócratas, sino como dictadores y hombres fuertes y benevolentes que pueden mantener a las fuerzas del islamismo violento y Al-Qaeda bajo control.  
 
Euronews:
Pero las cosas han pasado muy rápido en Túnez, ¿Está sorprendido con lo que ha ocurrido?
 
Robert Fisk: 
Sí. Y hablando de esto con algunos de mis contactos en los países árabes me han dicho que muchos soberanos y líderes corruptos tienen miedo.
  
Sin embargo, Túnez ha tenido una oposición intelectual importante, sobre todo entre los abogados, como existe en muchos países musulmanes, en particular diría en Pakistán, que por supuesto no es árabe. Pero no me parece que estas manifestaciones contra las dictaduras y la corrupción tengan un efecto dominó y traspasen fronteras.
 
Ultimamente ha habido un gran malestar en varios países, como en Egipto, donde los opositores se han manifestado contra el presidente Hosni Mubarak, que tiene 82 años, 82, ¡Por Dios!  
Y quiere todavía presentarse a las próximas elecciones en septiembre.
 
Sin embargo parece que los servicios de seguridad están fuertemente organizados. Y son tan brutales y despiadados que esto puede seguir así. Y nosotros, como digo y particularmente los estadounidenses que financian a Egipto, por ejemplo, permitimos que esto siga pasando.
 
El miedo al islamismo es tan grande que no queremos que la Unión Europea, los países occidentales o EEUU, no queremos que los sucesos de Túnez contaminen a otros países de la región.
Pero los líderes están temblando de miedo y eso es bueno.