Última hora

Última hora

La paradoja de la revolución tunecina

Leyendo ahora:

La paradoja de la revolución tunecina

Tamaño de texto Aa Aa

La victoria contra la corrupción que encarnaba la familia de Ben Ali y la libertad de expresión no bastan. Miles de personas siguen reclamando un verdadero cambio y no aceptan el gobierno de transición que el partido del ex presidente y parte de la oposición justifican por miedo a una intervención militar en caso de caos, pese a que el Ejército ha mostrado ya de qué lado está.

“El poder para el pueblo, fuera el primer ministro Gannouchi”, grita una mujer.

“La gente no se calmará hasta que todos los representantes del antiguo régimen desaparezcan”, dice este otro.

El problema es que la separación entre el Estado y el partido RCD no puede hacerse en unos días y algunos partidos de la oposición prefieren seguir negociando con él la transición política. Pese al duelo nacional de tres días la calle continúa exigiendo un cambio radical en el que se tenga en cuenta a todos los partidos hasta ahora excluidos, como los de corte islamista y los comunistas.