Última hora

Última hora

Lukashenko, entre el aislamiento internacional y la amenaza de sanciones

Leyendo ahora:

Lukashenko, entre el aislamiento internacional y la amenaza de sanciones

Tamaño de texto Aa Aa

En un ambiente de creciente aislamiento internacional, Alexander Lukashenko fue investido este viernes para su cuarto mandato como presidente de Bielorrusia. Sólo un puñado de activistas osaron manifestarse ante el Palacio de la República de Minsk y fueron rápidamente detenidos.

La tensión es especialmente importante con la Unión Europea. El 31 de enero los líderes comunitarios decidirán si imponen nuevas sanciones al que es considera como el último dictador europeo. No obstante, en opinión del analista político ruso Nikolai Petrov “tanto Europa como Bielorrusia tienen interés en recuperar un cierto grado de confianza y de relaciones. Es imposible que Bielorrusia y el régimen político de Lukashenko continuen así. El precio que Bielorrusia está pagando y va a pagar en el futuro es demasiado elevado”.

Lukashenko, en el poder desde 1994, prometió durante la ceremonia, boicoteada por los embajadores occidentales, responder de forma contundente a cualquier tidpo de sanción. El líder bielorruso destacó el papel geopolítico de su país, un eslabón clave en el tránsito del gas y el petróleo ruso hacia Europa.