Última hora

Última hora

Obama aparca la política Exterior en su discurso sobre el Estado de la Unión

Leyendo ahora:

Obama aparca la política Exterior en su discurso sobre el Estado de la Unión

Tamaño de texto Aa Aa

Obama apostó por lo seguro en su discurso sobre el Estado de la Unión, en el que hizo hincapié en la economía y prometió, aunque sin dar muchos detalles de cómo lograrlo, centrarse en el empleo y la reducción del déficit.

En esta alocución, considerada la más importante del año político estadounidense, Obama sólo dedico diez minutos a la política Exterior. El gran ausente del discurso presidencial fue el conflicto palestino israelí.

Estados Unidos ha cumplido con su compromiso: la guerra en Irak está llegando a su fin.

Por supuesto que, mientras hablamos, Al Qaida sus afiliados continúan planeando ataques contra nosotros. Gracias a nuestros profesionales de inteligencia y de la ley, estamos interrumpiendo complots y resguardando nuestras ciudades y espacio aéreo.

En Afganistán, nuestras tropas han tomado control de baluartes del Talibán y entrenado a las Fuerzas de Seguridad de Afganistán. Nuestro propósito es claro: al impedir que el Talibán recupere el control del pueblo afgano, le negaremos a Al Qaida el refugio que sirvió de plataforma de lanzamiento para el 11 de septiembre.

En Pakistán, los líderes de Al Qaida están bajo más presión que nunca antes desde el 2001. Sus líderes y agentes están siendo eliminados en el campo de batalla. Sus refugios se están encogiendo. Y hemos enviado un mensaje desde la frontera de Afganistán hasta la Península Arábiga y todas las regiones del mundo: no cejaremos, no titubearemos y los venceremos.

El liderazgo de Estados Unidos también se puede ver en el esfuerzo por almacenar en lugares seguros las peores armas de guerra. Gracias a la aprobación por republicanos y demócratas del Nuevo Tratado START, se emplazarán menos armas nucleares.

Vimos ese mismo anhelo por ser libres en Túnez, donde la voluntad del pueblo resultó ser más poderosa que las órdenes de un dictador. Y esta noche, seamos claros: Estados Unidos de Norteamérica está de lado del pueblo de Túnez y apoya las aspiraciones democráticas de todos los pueblos.