Última hora

Última hora

El Ejército egipcio, en la encrucijada

Leyendo ahora:

El Ejército egipcio, en la encrucijada

Tamaño de texto Aa Aa

El Ejército egipcio, única institución fuerte del país en estos momentos de crisis, ¿será motor de la transición, como en Túnez, o más bien el salvavidas del régimen?.

Los militares, que han reemplazado a la policía, no imponen el respeto del toque de queda y hasta confraternizan con los manifestantes. Aquí el Ejército sigue siendo popular sin dejar de ser un pilar del régimen.

Además, el ejército egipcio es militarmente potente.

En términos de efectivos, cuenta con 468 500 soldados en activo y 479 mil reservistas.

La fuerza aéra dispone de 461 aviones de combate.

La marina cuenta con cuatro submarinos y 10 buques de guerra.

El Ejército de tierra tiene 3.723 tanques y más de 2.150 misiles.

El régimen actual, resultante del golpe de Estado de 1952 que puso fin a la monarquía, siempre ha estado presidido por un militar, como el carismático Gamal Abdel Nasser, y posteriormente, por Anuar el Sadat, asesinado por islamistas, y su sucesor, Hosni Mubarak, procedente del Ejército del Aire.

Tras la derrota de 1967 frente a Israel, el Ejército egipcio recuperó su honor durante la ofensiva del Yom Kippur, en 1973, que condujo a un alto el fuego y finalmente a un giro en las relaciones con Israel, el 17-09-1978, con la firma de los acuerdos de Camp David. Al convertirse en el primer país árabe en reconocer el Estado de Israel, Egipto se convierte también en un aliado clave de Estados Unidos.

El Ejército egipcio fue “recompensado” para no combatir más a su vecino.

Estados Unidos destina anualmente mil trescientos millones de dólares en ayuda militar a Egipto, una suma enorme comparada a los 250 millones de ayuda económica que recibe de Washington.

Un ejército en declive, en cierta forma, privado de la amenaza exterior, pero aún poderoso en términos económicos y políticos, como muestra la designación de Omar Suleiman como vicepresidente de Mubarak.