Última hora

Última hora

La oposición egipcia a la búsqueda de un líder

Leyendo ahora:

La oposición egipcia a la búsqueda de un líder

Tamaño de texto Aa Aa

Egipto busca líderes de la oposición creíbles, capaces de encabezar una transición democrática y de garantizar la estabilidad del país más poblado del mundo árabe.

Llegó a El Cairo el jueves pasado para unirse a las protestas que exigen la dimisión de Hosni Mubarak. Mohamed El Baradei, ex director del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), se ha mostrado dispuesto a dirigir un gobierno de transición. Le favorece el hecho de no tener partido político, no así sus largas y frecuentes ausencias de Egipto.

Licenciado en Derecho y Premio Nobel de la Paz, El Baradei es el líder más conocido fuera del país. No pasó desapercibido cuando en febrero de 2003 hizo estas declaraciones en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas:

“No hemos encontrado ninguna prueba de que Irak esté desarrollando actividades nucleares ilegales”.

Otro de los personajes clave de la oposición egipcia es Mohamed Badie, líder de los Hermanos Musulmanes. De tendencia conservadora, Badie dirige desde 2010 este movimiento considerado ilegal pero tolerado por el régimen de Mubarak.

Esta organización, cuyo objetivo es introducir la ley islámica por la vía democrática, ha mostrado cierta cautela a la hora de desafiar al poder, por miedo a un recrudecimiento de la represión de la que ya ha sido víctima en múltiples ocasiones. En los comicios de 2005 los Hermanos Musulmanes consiguieron hacerse con 88 escaños, pero en las elecciones legislativas de finales del año pasado fueron excluidos en lo que ellos denunciaron como fraude electoral.

Otra de las figuras de la oposición es Ayman Nour. Este ex abogado está a la cabeza del partido liberal laico El-Ghad.

Tras presentarse a las elecciones de 2005, fue condenado a cinco años de cárcel por irregularidades en la inscripción de su formación. Salió de prisión después de cumplir tres años, pero la ley le impide presentarse a las presidenciales del próximo mes de septiembre.

George Ishak es el líder sindicalista fundador de Kefaya, “Basta” en árabe. Este movimiento, creado en 2004, fue uno de los que instigó a los egipcios a protestar en 2005 contra la previsible sucesión del presidente por su hijo Gamal.

En otro plano, el Movimiento de jóvenes del 6 de Abril se ha erigido, sin embargo, como una de las fuerzas más representativas de la revuelta de los últimos días.