Última hora

Última hora

La batalla de la plaza Tahrir

Leyendo ahora:

La batalla de la plaza Tahrir

Tamaño de texto Aa Aa

Miércoles por la mañana. Miles de partidarios de Hosni Mubarak se congregan en los alrededores de la plaza Tahrir, epicentro de la movilización contra el régimen. Tras horas de provocación, atacan a los manifestantes armados con palos, piedras y barras de acero. La violencia es extrema. De repente, un batallón de hombres, a lomos de caballos, burros y camellos, irrumpe, repartiendo latigazos y golpeando a la multitud. Algunos de ellos son desmontados por los manifestantes y apaleados.

Se oyen tiros. Tiros que el ejército dice que no disparó. Y es que hay armas de fuego en la plaza, machetes, cuchillos. Más tarde, empiezan a llover cócteles molotov y gases lacrimógenos.

La oposición dice que el campo pro-Mubarak estaba compuesto por “matones” y policías vestidos de civil, que impedían a las cámaras grabar lo que estaba ocurriendo. Algunos testigos aseguran, que bandas de partidarios del régimen golpeaban a la gente cuando abandonaba la plaza, especialmente a los periodistas.

La batalla ha vuelto a poner en grave peligro el Museo Egipcio, el templo que alberga los tesoros faraónicos y en cuyos jardines aterrizaron varios cócteles molotov.

La oposición mantiene su convocatoria para una nueva manifestación masiva el viernes. Lo han bautizado como “viernes de la salida”, en referencia a la salida del poder de Mubarak. Quieren volver a congregar más de un millón de personas, pero tras esta jornada de violencia nada será igual en la revuelta popular en Egipto.