Última hora

Última hora

Corriendo con unas zapatillas sin talón

Leyendo ahora:

Corriendo con unas zapatillas sin talón

Tamaño de texto Aa Aa

“Es una zapatilla sin talón, no tiene talón. Tiene una placa para los golpes, en vez de una cámara de aire, lo que quiere decir que reduce considerablemente los impactos y previene las lesiones.” Así explica Adri Hartveld su invento, una revolución en el mundo del deporte. Este emprendedor holandés ha desarrollado un nuevo diseño que se está sometiendo a todo tipo de pruebas en la universidad británica de Staffordshire.

“Mucha gente corre apoyando sobre todo el talón, otros la parte central del pie y otros la delantera”, asegura el catedrático Nachi Chockalingam. Por este motivo, el objetivo es que se apoye solamente la mitad del pie, como sucede cuando corremos descalzos. De esta forma, se reduce la tensión en rodillas y tobillos.

El calzado está siendo analizado por un grupo de científicos en el marco de una iniciativa de la Unión Europea:

“Todos los datos que estamos recogiendo nos sirven para ver cómo funcionan las articulaciones de los miembros inferiores, de las caderas, de las rodillas,… También observamos cómo actúan los músculos, si sus movimientos cambian con las zapatillas sin talón respecto a cuando se utiliza el calzado convencional”, cuenta Chockalingam.

Adri Hartveld es consciente de que no va a ser fácil convencer a las empresas de calzado deportivo de su comercialización pero, de momento, la zapatilla sin talón está siendo bien acogida por los pocos que tienen acceso a ella:

“Cuando la gente se las prueba por primera vez tarda sólo unos pasos en acostumbrarse. Le suele sorprender lo estables que son, siente que las zapatillas botan más que otros modelos. Gracias a su inclinación se puede caminar deprisa y se puede empezar una carrera en cualquier momento”, asegura Hartveld.

Más información en:
heelless.org/