Última hora

Última hora

"Decididamente podemos hablar de una caza al periodista en Egipto"

Leyendo ahora:

"Decididamente podemos hablar de una caza al periodista en Egipto"

Tamaño de texto Aa Aa

La situación se ha complicado mucho en las últimas horas. La pasividad del ejército egipcio ha propiciado que los enfrentamientos se recrudezcan. E informar desde El Cairo se ha convertido en una tarea muy delicada. Ésta es la crónica telefónica de nuestro enviado especial, Luis Carballo, desde la capital del Nilo.

“Ha sido un día absolutamente frenético, de auténtica batalla campal en El Cairo, de cargas y contracargas, de ataques y contraataques, los opositores a Mubarak, los defensores de Mubarak enfrentándose constantemente en los aledaños de la plaza Tahrir para intentar romper ese equilibrio que se mantiene desde hace dos días.

La cosa se está poniendo bastante mal sobretodo para los informadores extranjeros. Decididamente podemos hablar de una caza al periodista extranjero por parte de los partidarios de Mubarak, entre los que nos consta hay numerosos policías camuflados.

Esta misma tarde hemos recibido impactos de bala en la ventana del edificio desde donde estamos emitiendo, dos impactos directos, posiblement efectuados desde alguna de las azoteas de los edificios que están enfrente, simplemente porque estábamos mirando por la ventana para tratar de informar.

La plaza sigue llena de gente, la plaza Tahrir sigue llena de opositores al Régimen, se mantienen ahí, han avanzado sus líneas, se mantienen en las barricadas. Ahora concretamente, hay un momento de calma, pero se han vivido hoy escenas muy, muy, muy tensas.

Hoy si que hemos visto que el Ejército se ha mostrado más activo que en jornadas precedentes, hemos visto que han intentado desalojar a los manifestantes pro-Mubarak, sin conseguirlo, porque 15 minutos después vuelven a los puentes que están en elevación sobre la plaza Tahrir. Es lo que se ve en las imágenes que habéis estado mostrando. Ahí es donde se concentran los partidarios de Mubarak, y ahí los tanques han hecho varias batidas para intentar retirar a esa gente, y como digo, inmediatamente, una vez que pasa el tanque, están ahí de nuevo. Aunque la presencia de mercenarios, todo hay que decirlo, ahora mismo, a estas horas, es mucho menor”.