Última hora

Última hora

La ansiedad aumenta en el centro de El Cairo

Leyendo ahora:

La ansiedad aumenta en el centro de El Cairo

Tamaño de texto Aa Aa

La revuelta no tiene marcha atrás. En síntesis, ese es el mensaje que quieren transmitir los manifestantes que desde hace dos semanas acampan en la plaza Tahrir. Sólo volverán a sus casas si Mubarak dimite, independientemente de las conversaciones que el vicepresidente Omar Suleiman está llevando a cabo con la oposición. La marcha del “rais” es innegociable y la ansiedad en el centro de El Cairo aumenta con el paso de los días.

“Es increíble dice este hombre. Lleva treinta años en el poder y quiere quedarse otros treinta más. Es imposible. Esto sólo ocurre en el mundo árabe. Tenemos presidentes de por vida y nadie puede quejarse”.

“He escrito mi testamento en este cartel. Y no pienso marcharme de aquí hasta que el regimen caiga”.

Cada mañana se levantan con la esperanza de que Mubarak haya dado su brazo a torcer, aunque saben que la batalla será larga. Pese a todo, no se desaniman. Si tienen que pasar otras dos semanas en la calle, lo harán.

“Si pensáis que estamos cansados, os equivocáis asegura este otro hombre. Vamos a quedarnos aquí sentados hasta que el presidente se marche de El Cairo”.

“La pirámide del faraón Hosni Mubarak está derrumbándose desde sus cimientos nos cuenta nuestro enviado especial, Luis Carballo. Con esta revuelta en la plaza Tahrir, la política egipcia entra en tierra desconocida. Mucha gente aquí save que la caída del presidente puede durar todavía algún tiempo, pero también saben que el regimen que dirige el país con mano de hierro desde hace 30 años tiene los días contados”.