Última hora

Última hora

Nadie pierde la sonrisa en la Plaza Tahrir

Leyendo ahora:

Nadie pierde la sonrisa en la Plaza Tahrir

Tamaño de texto Aa Aa

Volved a casa, el Gobierno no va a tolerar más protestas. Las advertencias del vicepresidente egipcio Omar Suleimán no han hecho mella en los miles de manifestantes que siguen en la calle. Como prometieron, no piensan irse si Mubarak no se va primero. La Plaza de Tahrir, en El Cairo, parece cada vez más una ciudad en miniatura donde cada uno tiene su papel. Como Mohamed Ali, un joven locutor que ha puesto en marcha una emisora de radio: “En esta radio leemos poemas y discursos. Por ejemplo, si un anciano no sabe escribir pero quiere hablar, le damos un espacion para que lo haga. La mayor parte de la música que ponemos son canciones nacionalistas que hablan de mártires,y no canciones de amor”.

Medios estatales acusan a los manifestantes de dejarse comprar por occidente. Circulan bulos sobre regalos, en forma de comida, que les haría la cadena estadounidense de comida rápida KFC.

Zaki Khalfa, artista, ha hecho una obra muy reivindicativa: “Lo primero que hemos hecho es recoger de la basura las cajas vacías de un plato popular, el kuchary, y con ellas hemos escrito KENTUCKY , como un mensaje fuerte a los que afirman que los manifestantes comemos pollo de esa cadena y que nos dan dinero. Éste es nuestro Kentucky popular”.

Artistas y profesionales se movilizan para ayudar a los manifestantes a permanecer en la plaza Tahrir, como este peluquero como Ahmed Samy, peluquero: “Es gratis. Es un servicio para la estupenda gente de Egipto que viene a apoyar la revolución y hacer que tenga éxito”.

Que lo tenga, y que termine la era Mubarak, es un sueño que ayuda a mantener la sonrisa, pese a las dificultades, en la plaza de la Liberación.